La nieve vuelve a la provincia y alcanza de nuevo León capital

Imagen de nieve sobre la Calle Ancha de León capital.

La Agencia Estatal de Meteorología pronostica nevadas a lo largo de la jornada, que sólo remitirán con el paso de las horas

LEONOTICIASLeón

La nieve vuelve a dejarse ver en León, débiles copos han caído en la mañana del viernes en la capital leonesa, que hacen rememorar la nevada caída el pasado miércoles 28 de febrero. Este fenómeno meteorológico se uno a las bajas temperaturas que están instaladas en la provincia. Los termómetros rondan los cero grados y abrigos, bufandas y guantes no abandonan el vestuario de los leoneses.

Según informa la Agencia Estatal de Meteorología hasta las 17.00 horas los copos de nieve se podrán disipar en León. A partir de esta hora la lluvia cogerá el testigo de la nieve. La AEMET además sitúa en alerta amarilla a la provincia hasta el próximo sábado.

Por su parte, la delegada del Gobierno en Castilla y León ha establecido la activación de la fase de alerta la posibilidad de nevadas, heladas y vientos que puedan afectar a la Red de Carreteras del Estado de las provincias de Zamora, León y Palencia. Esta medida entró en vigor la pasada medianoche en la zona de Sanabria y esta madrugada en las provincias de León y Palencia, donde se mantendrá la alerta hasta nuevo aviso.

La Delegación del Gobierno activó estas fases alerta de acuerdo con el protocolo de actuaciones ante situaciones meteorológicas extremas, que regula las actuaciones de los organismos de la Administración General del Estado para asegurar la vialidad en las carreteras de titularidad estatal y, en su caso, prestar la asistencia adecuada a los ocupantes de vehículos.

La campaña de vialidad invernal en la Red de Carreteras del Estado en Castilla y León cuenta con un dispositivo material de más de 430 máquinas quitanieves y un dispositivo de medios humanos integrado por casi 3.000 personas: 962 de las Demarcaciones de Carreteras; 1.500 de la Guardia Civil de Tráfico; 16 del Centro de Gestión del Tráfico en Castilla y León; 15 de Coordinación de Protección Civil; 12 de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet); 116 de los Comités Ejecutivos de Emergencias; y 300 de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Aemet

Después de la marcha de Emma, las altas presiones instaladas en latitudes árticas propiciarán que las borrascas se muevan por el entorno de la península y precipiten, al menos, durante toda la próxima semana, ha avanzado a Efe, Delia Gutiérrez, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Esas precipitaciones no serán «ni tan intensas ni tan profundas» como las dejadas días atrás por la borrasca Emma, aunque -ha detallado Gutiérrez- se prevé que dejen abundantes lluvias generalizadas y viento en todas las provincias con sistemas montañosos abiertos a la vertiente atlántica.

Lo que de momento predomina en el Atlántico son borrascas que se mueven de manera «curiosa» en su trayectoria hacia la Península, acercándose, alejándose e incluso en algunos caso reactivándose antes de entrar de manera sucesiva en la misma.

Mañana, los modelos prevén que la lluvia caiga con cierta intensidad en zonas de Galicia, centro, sur y oeste peninsular y con menor probabilidad en el litoral Cantábrico, en las islas Baleares y en zonas del levante.

En el archipiélago canario, una da las comunidades en la que Emma ha dejado copiosas lluvias, también se prevé que continúen las precipitaciones en las islas de mayor relieve, especialmente fuertes el sábado en la isla de La Palma.

No comparable

En cuanto a las temperaturas, la portavoz de Aemet ha señalado que los modelos no pronostican un periodo de días fríos y nevadas, todo lo contrario: la cota de nieve se mantendrá relativamente alta, por encima de los 1.200/1.400 metros.

El frío «no será comparable al de la semana pasada», debido a que el aire en su camino hacia España tiene un recorrido atlántico y por tanto, más templado, lo que motivará que los valores sean más suaves, ha subrayado Gutiérrez.

Contenido Patrocinado

Fotos