Una mujer víctima de malos tratos se enfrenta a 12 años de prisión tras acuchillar en el cuello a su marido mientras dormía

Audiencia Provincial de León.

La defensa asegura que la acusada fue víctima de vejaciones y malos tratos durante todo el matrimonio y que la mujer sufría una fuerte intoxicación por la ingesta de pastillas

A. C. León

La Audiencia Provincial de León juzgará los días 11 y 12 de diciembre a una mujer víctima de malos tratos que se enfrenta a una pena de 12 años de prisión por intentar acabar con la vida de su marido.

Según las calificaciones previas a las que ha tenido acceso, los hechos tuvieron lugar en la madrugada del 2 de agosto de 2015 cuando la acusada se dirigió a su dormitorio y le clavó un cuchillo en el cuello a su marido mientras dormía.

En ese momento, la víctima se despertó e, intentando zafarse de la agresión, sufrió otras dos cuchilladas en la misma zona, lo que afectó a órganos vitales, con un alto riesgo y peligro para la vida.

La acusada, para evitar que su marido pidiera ayuda durante la agresión, arrojó el teléfono móvil por una ventana, siendo localizado por la policía en un patio interior del inmueble.

Precisamente, fueron los agentes los que localizaron al marido semiinconsciente en el suelo del dormitorio, obligados a forzar la puerta para acceder al interior del inmueble ante la oposición de la mujer a dejarles entrar.

Como consecuencia de la agresión, el varón sufrió graves lesiones que requirieron de un tratamiento quirúrgico, rehabilitador, psicofarmacológico y psicoterapéutico, tardando en curar las heridas 100 días, todos ellos impedido para sus ocupaciones diarios.

El Ministerio Fiscal entiende que los hechos son constitutivos de un delito de asesinato en grado de tentativa con el agravante de parentesco por lo que solicita una pena de 12 años de prisión así como la prohibición de acercarse a su marido a menos de 500 metros y a comunicarse con él durante 15 años.

Además, la acusada deberá de pagar una indemnización de 6.500 euros por las lesiones y 2.500 por las secuelas así como 603 euros a los propietarios de la vivienda.

Víctima de malos tratos

Por su parte, la defensa alega que su clienta fue víctima de malos tratos y vejaciones durante los cuatro años y nueve meses que la pareja convivió junta, viviendo siempre bajo el control y los contantes cambios de humor de su marido, siendo separada de su familia.

Es más, tras varios mese de acumulación de tensión y discusiones constantes, soportando insultos, la noche del 2 de agosto se repitió otro episodio de violencia. Tal es así que la mujer decide consumir una dosis ingente de pastillas hasta llegar a la intoxicación. Fue al continuar la discusión cuando la mujer entró en un estado de nerviosismo, adueñada de los efectos farmacológicos y enajenación total.

Por todo ello se muestra disconforme con el relato del fiscal y solicita la libre absolución de su cliente.

Fotos