12 meses para denunciar el maltrato animal

La Asociación Protectora de Animales y Plantas de León presenta un calendario 'muy perruno' con el que pretenden denunciar el maltrato y abandono de los animales

Imagen del mes de octubre. / Noelia Brandón
I. SANTOSLeón

La Asociación Protectora de Animales y Plantas de León recibirá el nuevo año con un calendario muy perruno. El año pasado la idea comenzó a rondar en la cabeza de los responsables al ver la repercusión que tenía las visitas de Dani Rovira y Clara Lago a la protectora.

«La idea empezó a tramarse el año pasado, cuando estuvo Dani aquí», explica Leandro Huerga, Presidente de la APAP, en la presentación del calendario en el Vía Principalis. Con las primeras ideas también llegaron las colaboraciones. Dani Rovira y Clara Lago fueron los primeros en animarse a este proyecto en el que han querido reflejar en 12 meses los problemas con los que se encuentra el grupo de voluntarios de la Asociación día tras día. El coste del mismo será de 8 euros que irán destinados de manera íntegra a la Asociación, ya que los patrocinadores han logrado que su impresión sea gratuíta para la protectora.

El actor ocupa el mes de febrero con una foto que resalta por su belleza y su fuerte crítica a algunos cazadores. «Es una denuncia a los cazadores con galgo», comenta el fotógrafo Ricardo Fernández, «la imagen critica a aquellos que usan a los perros como un utensilio y si les vale bien y si no se deshacen de ellos».

Manolo Martínez no lo pensó ni un segundo y se unió para denunciar las peleas de perros, «es un gran amigo y la foto es perfecta para él». En ella Ricardo Fernández quiso transmitir la soledad y el miedo que sienten los perros que son usados en las peleas. La diseñadora leonesa María Lafuente también quiso aportar su granito de arena con una crítica a los espectáculos en los que se maltratan animales para la diversión humana.

La gimnasta Carolina Rodríguez en el pantano de Riaño clama contra el abandono de los animales «en una imagen en la que ambas parecen abandonadas a su suerte», explica su autor.

Pero también hay meses en los que se ven reflejadas las luchas de la protectora de León y la superación de los abandonos. Un reflejo de enero en el que una familia regala a su hija un perro adulto, rescatado de la protectora, en las fiestas navideñas. Como en el caso de Andrea Pozo que acompañada por la pequeña Dulce demuestra a todo León que la fuerza con la que ellas han luchado siempre puede cambiar el destino.

Contenido Patrocinado

Fotos