Mercadona supera ya los 1.000 empleos y eleva sus compras a proveedores leoneses hasta los 237 millones

Nuevo establecimiento de Mercadona en Padre Isla.

El gigante valenciado ha incrementado en un 32% el gasto en proveedores leoneses en media década y confía en mantener la tendencia alcista | Inaugura en León (Padre Isla) el segundo supermercado que cuenta con un modelo de negocio inteligente

A. CUBILLASLeón

Mercadona consolida su apuesta por León y se convierte en un importante motor económico provincial situándose entre una de principales generadoras de empleo. Las cifras hablan por sí solas.

En la actualidad, la compañía valenciana ha superado el millar de empleados, repartidos entre las 12 tiendas que cuenta en la provincia y su centro logístico de Villadangos del Páramo que concentra a medio millar de trabajadores.

Un pilar de la compañía en el Noroeste español que se ha convertido en un polo de atracción económica y de proveedores, incrementando el peso de los productos leoneses en la línea de la popular tienda.

Si en 2011 la inversión de Mercadona por productos leoneses alcanzaba los 179 millones tras experimentar un incremento del 31% respecto al año anterior, en la actualidad la cifra alcanza los 237 millones, lo que supone un incremento del 32% en apenas media década y de un 6,28% respecto al año anterior, cuando gastó 223 en proveedores leoneses.

Una tendencia alcista que, según las previsiones de la compañía, se confirmará al cierre del ejercicio del 2017 y que será progresiva en los sucesivos años. A ello se suma, la apertura en 2019 del nuevo Centro de Procesos de Datos de Mercadona, también en Villadangos, que servirá de respaldo informático a la compañía.

Nuevo modelo de negocio

Una apuesta que este lunes además se ha escenificado con la apertura del reformado Mercadona de Padre Isla, el segundo establecimiento de Castilla y León en el que la compañía ha implantado el modelo de negocio inteligente que ha supuesto una inversión de 800.000 euros.

Un espacio que cuenta con un diseño totalmente renovado en el que se apuesta por amplios espacios diáfanos, un nuevo modelo de cesta de la compra y dos modelos de carros más ergonómicos y ligeros.

A ello se suma el nuevo diseño de mueble de caja, un nuevo punto de acabado para la carne, una góndola para la cosmética especializada, una nueva exposición en la pescadería o un nuevo sistema de iluminación led y nuevos arcones de congelado que permitirán lograr un ahorro del consumo energético del 40%.

Un modelo que en los próximos meses se irá extendiendo al resto de supermercados de Mercadona en la provincia.

Fotos