Medio millar de leoneses participan en la Marcha por una Pensión Digna que ha llegado a León capital

Un pensionista durante la marcha. / Sandra Santos

Esta ruta cobrará un sentido especial el miércoles, cuando en Benavente se unan a los andarines que llegan desde Galicia y que han pasado por Ponferrada

RUBÉN FARIÑASLeón

León ha recibido entre aplausos la Marcha por las Pensiones Dignas, que este martes ha hecho escala en la capital.

En torno a 500 personas han alcanzado el centro de la ciudad para concluir ante la Casa Botines una nueva etapa de esta ruta reivindicativa que acabará en Madrid el día 9 de octubre y que salía de Asturias el pasado 30 de septiembre.

El secretario general de UGT CyL, Faustino Temprano, ha agradecido a los leoneses «la participación activa» en esta marcha que nace con la reivindicación de querer negociar, que ese abra la mesa del Pacto de Toledo, del sistema público de pensiones y la regularización de las mismas.

La marcha, en la provincia

«Seguiremos en las calles para que el Gobierno se siente a negociar, sino nos encontrará en la calle».

17 andarines fijos partieron desde el Principado, a ellos se han sumado otros 14 de Castilla y León y este miércoles se unirán en Benavente a la marcha que llega desde Galicia y que ha pasado por Ponferrada.

De todos los rincones de la geografía

Cada uno lo hace como puede. Una mujer, llegada desde el Occidente de Asturias, realiza la ruta en coche. «No podemos hacer todo el andando, pero apoyamos en las llegadas y en las salidas, porque todo esto es necesario.

Otro grupo de personas han alcanzado León desde Miranda de Ebro. «Venimos 25 personas para acompañar a los asturianos y a nosotros mismos».

La marcha, promovida conjuntamente por los sindicatos UGT y Comisiones Obreras pretende concienciar al Gobierno de la urgente reforma que necesitan las pensiones y solicitar las medidas necesarias para garantizar el futuro de este sistema público.

Entre las reivindicaciones se encuentran las pensiones dignas «sobretodo para las mujeres, que somos las que menos cobramos». También piden por el futuro y que «deroguen las putas leyes laborales que tenemos encima, como la reforma laboral».

El día 9, una gran manifestación de Madrid pondrá punto y final a estas movilizaciones. Los jubilados reclaman dignidad y un futuro para sus hijos. Por ello seguirán caminando en una lucha que es por ellos y por todos los demás.

Fotos