Medio millar de leoneses salen a la calle para reclamar la unidad de España

Concentración a las puertas del Ayuntamiento de León. / Sandra Santos

Decenas de banderas rojigualdas colapsan Ordoño II durante una concentración donde no faltaron los vitores a la nación, las críticas a los políticos y las peticiones de prisión para el Govern catalán

RUBÉN FARIÑAS

Medio millar de leoneses han salido a la calle en defensa de España y de la unidad del territorio nacional ante el golpe secesionista de Cataluña.

Los manifestantes han teñido de rojigualda el centro de la capital recordando que estaban ahí «porque no estamos de acuerdo con la independencia de Cataluña, porque Cataluña es España y sin unidad no hay país».

Jóvenes, mayores y alguna que otra mascota han insistido con sus cánticos en que «no queremos que España se rompa», «no queremos que se vayan los catalanes, que somos españoles todos».

Frente al Ayuntamiento de León, y reclamando la presencia de las autoridades, los manifestantes han proclamado vítores hacia la patria. «Viva España, viva la Guardia Civil, viva la Policía Nacional». Entre sus cánticos también hubo críticas a la gestión de Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat.

Una de las asistentes le pedía «que estudie historia y que vaya a la escuela». Otra, iba más allá, y reconocía que le daba «vergüenza como personaje público de este país». Una señora, con enseña nacional en mano, definía la figura del presidente del Govern como «un sinvergüenza y un caradura» y le reclamaba «que nos deje vivir en paz».

Decenas de banderas de España han ondeado durante varios minutos, obligando a cortar el tráfico de Ordoño II, para pedir al Gobierno central que luche por la unidad de España y no permita el referéndum de este domingo.

«Lo que quieren es dinero y punto pelota; porque la pela es la pela y, ya se sabe, Barcelona no es bona si la bolsa no sona», replicaba un manifestante proclamando un dicho catalán.

La incertidumbre sobre lo que ocurrirá este 1-O en Cataluña también era evidente entre las personas concentradas en el centro de León. Mientras unos cree que no va a ocurrir nada y «seguiremos como estamos», otros eran menos optimistas y denunciaban que «esto no se ha hecho bien y no va a acabar bien».

Apenas quedan unas horas para que los catalanes salgan a la calle. En la duda queda si podrán acceder a los ilegales colegios electorales o no.

Desde León el grito ha sido unánime: ‘España ni se vota, ni se negocia’, ‘Esta es nuestra tierra y hay que defenderla’, ‘No nos engañan, Cataluña es España’, con estos cánticos, los leoneses han querido demostrar la fortaleza de la unidad del pueblo español y la defensa de la legalidad y la Constitución en el marco del Estado Español.

Fotos