San Marcos bloquea sus reservas desde el 15 de diciembre y Paradores fija el inicio de las obras a primeros de 2018

Fachada del Parador de San Marcos.
Fachada del Parador de San Marcos.

La dirección cita al comité de empresa en noviembre para iniciar la negociación del ERTE que obligará a sus 96 trabajadores a acogerse a sus prestaciones de desempleo durante el periodo en el que se desarrolle la gran reforma

A.C. | J.C.León

La gran remodelación del Hostal San Marcos arrancará a primeros del 2018. Al menos es la última previsión que manejan desde Paradores que han acordado bloquear las reservas a partir del 15 de diciembre a pesar de que inicialmente habían barajado la fecha del 1 de octubre.

Así se lo trasladó la dirección del parador al comité de empresa durante una reunión en la que les emplazó a un segundo encuentro en el mes de noviembre para abrir el periodo de negociaciones del ERE de suspensión temporal que afectar a la totalidad de la plantilla.

Una medida que afectaría inicialmente a sus 96 trabajadores que se acogerán a las prestaciones de desempleo durante el periodo en el que se desarrollen las obras que inicialmente está previsto que se prologuen entre 16 y 18 meses.

Una previsión que dejaría un margen hasta los 24 meses que cubren las prestaciones por desempleo. En cualquier caso y conscientes del escaso margen de maniobra que existen, los sindicatos trabajarán para el cobro de un complemento por parte de los trabajadores.

“Se trata de una obra compleja que depende de diversos organismos y eso repercutirá no sólo en el inicio de las obras sino en los plazos que es el temor principal de los trabajadores”, señala Fernando Trigueros, secretario general de la Federación de Servicios de CCOO, que confía en que la plantilla no se vea obligada a consumir su prestación.

40 millones

Durante las obras se acometerá la reforma en dos fases por un importe de 40 millones de euros. Será en la primera fase, correspondiente a la completa remodelación del edificio histórico, cuando se proceda al cierre del establecimiento por un periodo que oscilaría entre los ocho y los doce meses.

La intervención prevista por Paradores supondrá una total adecuación de la zona noble, actuaciones en el claustro, zonas de servicios y residencial, y con posterioridad la completa demolición de la edificación 'más moderna' correspondiente a la zona norte para desde la raíz crear un nuevo espacio con 180 habitaciones, 12 salones para bodas y convenciones. A todo ello se unirá un nuevo restaurante ubicado en el área próxima al río, además de una zona de cafetería, un spa y una piscina.

Los pliegos para el proyecto recuerdan que en la parte noble del Parador se deben levantar 40 habitaciones calificadas como «singulares» en una actuación global que supondrá incluso la «recuperación del patio de zona sur».

Incompatible

San Marcos será reabierto cuando la zona noble sea utilizable pero mantendrá no operativa el área 'moderna' durante otros 12 meses más. En ese área se levantarán la mayoría de las 180 habitaciones (4 suites, 10 junior suite y 166 estándares), además de un centro de servicios, 12 salones / auditorio y nuevas zonas de ocio.

Paradores ha estudiado hasta el último momento la posibilidad de compatibilizar las obras con la atención al público, algo que finalmente se ha calificado como «imposible».

El Hostal de San Marcos tiene sus orígenes en el siglo XII y es uno de los monumentos más importantes del Renacimiento español. El inmueble, que llegó a ser utilizado como instituto, casa de misiones, parada de sementales o prisión, fue reconvertido a hotel en 1964 y desde su inauguración nunca ha contado con una reforma integral.

Fotos