Otro maldito 'Lunes sin sol'

Nuevo lunes sin sol. / N. Brandón

La plaza de Botines se embriaga de dolor, repulsa y rabia ante el brutal asesinato de Jessica en Elda y las otras 46 mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas en lo que va de año

A.CUBILLAS

Dolor, repulsa y rabia, mucha rabia. Son los sentimientos que durante unos minutos han embriagado la plaza de Botines de la capital en un nuevo y maldito 'Lunes al sol'.

Porque un acto de violencia machista ha obligado de nuevo a salir a la calle para clamar aquello de “ni una más” y recordar a sociedad e instituciones que la violencia de género no es una cuestión del ámbito privado, sino un grave problema social que afecta a todos los ámbitos y que es una cuestión de Estado que, como tal, debe ser tratado.

En el recuerdo, Jessica, la joven de 28 años de Elda que fallecía el Hospital después de que su expareja le asestase cinco tiros a la puerta del colegio de su hijo. Pero también las otras 46 mujeres que en lo que va de año han sido víctimas de la máxima expresión de desigualdad.

Un acto en el que han exigido al Gobierno a establecer las medidas necesarias para la protección de estas mujeres y mucho más aquellas como María, Juana, Susana, Jessica que han dado el paso al frente, abandonando y denunciado a su maltratado, y finalmente se han encontrado con un Poder Judicial que no cumple con la legislación vigente.

Concentración de un nuevo 'Lunes sin sol'.
Concentración de un nuevo 'Lunes sin sol'.

“No olvidemos que no son aquellas quienes incumplen las leyes, sino que lo hacen esos jueces y juezas que no tienen en cuenta la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género”.

Además se ha remarcado la necesidad de formación específica y una especial sensibilización sobre el tema para todas las personas que tienen que trabajar con mujeres que sufren violencia machista, no sólo en el Poder Judicial, sino también entre las trabajadoras sociales y personal médico, de los cuerpos de seguridad y todas las personas implicadas en la aplicación de medidas integrales contra la violencia hacia las mujeres. “Porque que se sientan protegidas y cómodas es fundamental”.

Un acto reivindicativo cargado de impotencia y desesperación.

Fotos