Majo evidencia el ‘calentón’ de la prisión revisable y acaba pidiendo disculpas al pleno de la Diputación

El pleno de la Diputación de León. / Sandra Santos

El ‘rodillo’ del PP aprueba una moción para solicitar que se mantenga esta pena en una sesión marcada por la anécdota del micrófono de la secretaria

RUBÉN FARIÑASLeón

La anécdota en el salón de plenos de la Diputación de León retrasó 10 minutos el inicio del mismo. El micrófono de la secretaria decidió tomarse ‘vacaciones’ anticipadas y obligó al diputado de Coalición por el Bierzo a ceder su silla.

Tras este ‘impass’, daba comienzo el pleno ordinario de marzo que tuvo como ‘punto caliente’ la moción para apoyar la prisión permanente revisable e instar al Congreso «a reconsiderar su postura», además de dar traslado de la misma al Ministerio de Justicia, Senado, Congreso y la FEMP.

El vicepresidente, Francisco Castañón, expuso los motivos para solicitar esta moción: «Afecta a todos los españoles y es algo que nos sentimos obligados a hacer. Únicamente está prevista para crímenes execrables y personas con difícil reinserción en la sociedad. No es una cadena perpetua».

Desde el Partido Socialista han mostrado su postura contraria al considerar este punto del día «oportunista» y han asegurado que si todas las discrepancias con el gobierno central vinieran a la Diputación «estaríamos aquí 24 horas y 365 plenos al año».

«¿Usted tiene hijas?»

Por su parte, UPL ha calificado la moción de «churrera» y han denunciado que «no es el lugar para debatirlo» porque desde el Palacio de los Guzmanes no cambiarán ningún voto.

Más allá, y en el inicio del ‘calentón’, ha ido Pedro Muñoz, de Coalición por el Bierzo. El berciano también cree que se trata de una propuesta «oportunista y de política fácil». Y fue más allá: «Entre cadena perpetua y pena de muerte me quedo con lo segundo», ha razonado.

La tensión ha ido a más y Juan Martínez Majo reaccionó de forma equivocada a la negativa de En Común de apoyar la propuesta popular. «¿Usted tiene hijas?, pues que no les pase nada», fue la frase que el presidente lanzó a Miguel Flecha.

Los diputados afearon este gesto al presidente, quien tuvo que rectificar y pedir disculpas por un «impulso que alguien tiene metido dentro sobre una persona cercana que reincidió en una violación tras salir de prisión».

La moción salió adelante con el ‘rodillo’ del PP, único partido que votó a favor, y los votos en contra de PSOE y En Común.

Otros puntos del día

El plenario también debatió un reconocimiento de crédito de 700.000 euros para ayuda a domicilio. La oposición se abstuvo y exigieron una solución, la cual Majo aseguró que acabaría con la adjudicación en un mes.

Según el presidente, la empresa que se hará cargo de este servicio ha pedido un mes de plazo, el cual es «obligatorio y legal», por lo que concluido este plazo se podrá regular el pago del mismo.

Posible 'libre disposición' para Valderas

Donde sí parecieron alcanzar el acuerdo fue en la pérdida de subvenciones que sufre el municipio de Valderas, y que ya alcanza el medio millón de euros por incapacidad de financiación.

Majo abrió la ventana al acceso a la libre disposición de Presidencia –que cuenta con una partida de 300.000 euros- para intervenir y facilitar la obra para la instalación de fibrocemento y evitar un problema de salud, con una cuantía de 12.000 euros.

Así se ponía fin a una extensa sesión donde la principal discrepancia estuvo en un tema que excede a los límites de la provincia de León.

Contenido Patrocinado

Fotos