Los 40 locales en los que poder jugar a las chapas esta Semana Santa

Monedas listas para jugar a las chapas./
Monedas listas para jugar a las chapas.

La provincia de León es la que cuenta con un mayor número de autorizaciones, 40, seis de ellas en la capital

LEONOTICIASLeón

La Junta de Castilla y León ha concedido un total de 123 licencias del juego de las chapas para su celebración durante la Semana Santa, 40 de ellas en la provincia de León y seis de ellos en la capital.

Los locales en los que se puede jugar

De este modo las provincias con mayor número de autorizaciones en establecimientos han sido León, con 40, Valladolid, con 38, y Palencia, con 31, seguidas de Burgos, con siete, Segovia, con cuatro, y Zamora, con tres.

Se adjuntan el cómputo total de las licencias, los datos provincializados, el decreto que regula la organización del juego de las chapas y el Catálogo de Juegos y Apuestas de Castilla y León.

¿Cómo se juega a las chapas?

Hay variantes en el juego según la tradición de cada localidad, aunque a grandes rasgos las reglas son las mismas. El "corro", nombre como se conoce popularmente al lugar donde se desarrolla el juego al disponerse los jugadores en un corro circular rodeando al lanzador, lo organiza un "baratero" que además cuida del orden y del pago de las apuestas.

Para saber quien inicia el juego, el baratero lanza las monedas al aire. Lo inician los apostantes cuyo resultado les sea favorable (cara o cruz).

Las monedas se colocan cruz contra cruz y se lanzan al aire intentando que sea lo más vertical posible. De existir techo, si lo toca, el lanzamiento queda anulado (y el baratero nos avisará diciendo "barajo" ( tirada nula). En caso de salir una cara y una cruz se tiene que repetir la tirada hasta que salgan dos caras o dos cruces.

El que tira las monedas suele jugar contra el resto (es la banca) y escoge si elige caras o cruces . Su elección es anunciada por el baratero en cada tirada, alto y claro , así como el importe que se arriesga en cada tirada. El dinero de las apuestas se deposita, habitualmente, en el suelo.

Una variante habitual del juego, en el caso de pérdida del baratero, obliga a éste a casar el dinero de cada jugador con la misma cantidad de dinero que cada uno haya depositado en el suelo, es decir, si un jugador ha apostado 20 euros, el baratero añadirá otros 20 euros, sin ningún límite impuesto. Por lo tanto es común la presencia de acuerdos del baratero con otras personas que se mantienen al margen del juego para poder cubrir este tipo de imprevistos, con los cuales, tras el fin del juego se hacen cuentas y se reparten las ganancias o pérdidas.

Otra variante del juego permite al baratero imponer un límite de apuestas, por lo que en el suelo siempre se verá el importe arriesgado por la banca , al que se suma lo que la gente va depositando para "cubrir " esas apuestas. ( si la banca se juega 100 € , en el suelo tiene que haber 200€). El que tira las monedas suele seguir tirando hasta que falle y puede ir retirando dinero en cada tirada , de manera que siempre puede jugárselo todo mientras siga acertando , jugarse parte o jugarse sólo la "postura " (apuesta inicial) y retirar el resto.

El baratero o la casa se suele llevar un tanto por ciento de las apuestas (suele ser el 10%).

Contenido Patrocinado

Fotos