La lluvia no ahoga las 18 primaveras de las ‘Marzas’

El Consistorio de San Marcelo da cobijo a los ‘marzeros’ que, fiel a sus antepasados, celebran el tradicional canto de alabanza a la primavera y culminan con el reparto de pan, queso y vino

Celebración de las 'Marzas'. / S. Santos
A. CUBILLASLeón

La lluvia no logró aguar la celebración de la mayoría de edad de las 'Marzas' o 'Rondas leonesas'. El antiguo Consistorio de San Marcelo dio cobijo a los ‘marceros’ y ‘marceras’ que, al estilo fiel de los antepasados, celebraron el tradicional canto de alabanza a la primavera.

Un festejo ancestral recuperado hace ya 18 primaveras años por la Asociación Cultural Aguzo y en el que la música tradicional, los bailes y las canciones picarescas y de cortejo anuncian el final del invierno y el comienzo de una época más próspera.

Aquellas celebraciones, que también conllevaba la 'ronda' a las más jóvenes de la zona, porque de todos es conocido, que “en marzo los almendros en flor y los mozos en amor”. Así lo recordó Luis Bandera, presidente de la Asociación de Pendones Reino de León, que en esta edición ha ejercido de mantenedor.

Defendió la historia y la tradición de las ‘Marzas’, en un año en el que en boca de todos está la palabra de la despoblación en una provincia como la de León. La solución, remarcó el pícaro mantenedor, abrir los pajares de par en par y dejar que ocurra lo que tenga que ocurrir.

“A rondar y a merendar y si se puede algo a rozar”, con estas palabras dio paso Luis Bandera a los tradicionales cancioneros para darle la bienvenido al “marzo florido”. Y aunque este año la lluvia ha impedido celebrar el tradicional desfile por las calles del centro de León, no ha faltado el “bocado de vino y el sobro de pan y queso”.

Contenido Patrocinado

Fotos