La marea verde vuelve a teñir León para exigir un pacto educativo de calidad

Imagen de la concentración de este martes en la Plaza Botines de León.

La comunidad educativa de León protagoniza una concentración en la plaza de Botines para exigir poner freno a los recortes y aumentar la financiación educativa

LEONOTICIAS

Martes en defensa de la Educación pública en León. De nuevo la marea verde ha teñido las calles de la capital leonesa para exigir al Gobierno un Pacto Educativo cuando se cumple un año de la creación de la Subcomisión de Educación constituida para derogar la LOMCE sin que «haya dado fruto alguno».

Una «cortina de humo,» según han denunciado desde la Plataforma en defensa por la Escuela Pública, para evitar que la comunidad educativa hablara sobre las necesidades reales de la escuela pública y exigiera a los diferentes grupos parlamentarios propuestas contundentes para defenderla.

Por ello, han vuelto a salir a la calle y han clamado la necesidad de un pacto social previo para dotar de calidad y permanencia el pacto político posterior. «Llevamos meses expectantes pero ya desde un principio alertamos de que se estaba dejando de lado a la comunidad educativa y de sus propuestas».

Y por ello, este martes han vuelto a salir a la calle para poner en la orden del día la defensa de una educación de calidad que conlleva la ampliación de la financiación, la laicidad, la democratización, la participación y la reversión de los recortes.

A los pies de Botines, profesores y estudiantes han dicho «basta ya» a una política de recortes y tijeretazos y han remarcado la necesidad de que se aumente el presupuesto educativo frente a las últimas políticas que, según han denunciado, no sólo contribuyen a que no se puede atender a la diversidad sino que agrandan las diferencias sociales en el ámbito de la Educación.

Los jóvenes abanderan la lucha

Una situación que exige, según han denunciado, de forma inmediata la derogación de la ley actual –LOMCE- y la creación de un gran pacto educativo en el que participe la comunidad educativa «y cumplir una democracia forma que ahora no se está produciendo».

Reclamaciones que han recorrido las principales calles del centro de la capital, en una manifestación que ha culminado a las puertas de la Subdelegación del Gobierno y que han abanderado los más jóvenes, que han lamentado que sin un movimiento estudiantil y fuerte sea imposible lograr ninguna medida. «Si no luchamos nosotros por nuestro futuro nadie lo hará».

Protesta a la que se han sumado los pensionistas y en la que se han podido ver proclamas a favor de la construcción del conservatorio y de un instituto público en Villaquilambre, dos asignaturas pendientes de León que, según han denunciado, cuentan con el respaldo político pero no acaban de materializarse.

Una marea que ya advierte acaba de encender la llamada de un conflicto que no cesará hasta que se garantice una educación pública y de calidad.

Contenido Patrocinado

Fotos