El 39% de leoneses abogan por un referéndum para que León salga de la Comunidad

Protesta a favor de la independencia del Reino de León. /
Protesta a favor de la independencia del Reino de León.

El 14,9% de la población de Zamora y el 13,2 Salamanca también se muestran favorables aunque el 85% del conjunto de la Comunidad rechazan esta posibilidad

ICAL

El 85,4% de los habitantes de Castilla y León rechazan la posibilidad de de convocar un referéndum para que León salga de la Comunidad. Al menos así lo pone de manifiesto el Barómetro SOCYL en el que el análisis por provincias revela una aceptación mayor a un posible referéndum en la provincia de León.

Es más, en la provincia de León el 38,9% de la población está a favor de la salida. Le sigue las poblaciones de Zamora y Salamanca, provincias históricamente del Reino de León, donde el 14,9% y el 13,2% de sus vecinos también apoyarían esta autonomía.

Por su parte, en Segovia se muestran favorables el 12,2%, seguida ya con gran diferencia por Burgos (9,7), Ávila (8,9), Soria (8,7), y ya por Valladolid (5,6) y Palencia (4,2). Unos datos que revelan que, aunque no sean una mayoría, si hay una importante parte de la población tanto en León como el resto de la Comunidad que aboga por un referéndum para la autonomía de León.

Referéndum catalán

Una estudio en el que además apunta que la mitad de la población de la población de Castilla y León tiene una alta preocupación por el proceso independentista de Cataluña, el 51,2%, mientras que el resto, el 48,8 por ciento, tiene poca o ninguna.

¡Así lo pone de manifiesto esta encuesta permanente y periódica realizada por la Asociación Profesional de Sociología de Castilla y León que estudia el comportamiento y opinión de los castellanos y leoneses en temas de relevancia pública, política, económica y social.

Si se atiende a la edad, la población con titulación universitaria se muestra altamente preocupada por el proceso en casi un 60 por ciento. Además, la población más joven, la menor de 30 años, se muestra poco o nada preocupada, con un 62 por ciento, según la tercera oleada (primavera 2017) de la encuesta, que se llevó a cabo entre el 8 y el 20 de mayo de 2017, a partir de 800 entrevistas telefónicas. El margen de error de la muestra es del +/- 3,45 por ciento.

Gran complejidad

Respecto a las medidas que debe tomar el Gobierno, prácticamente la mitad de la población se alinea con la inacción, bien de manera intencional “no negociando nada” (29 por ciento), bien por no saber qué hacer (23,4 por ciento), lo cual refuerza la idea de que la respuesta al planteamiento independentista es de alta complejidad.

En cualquier caso, las posiciones contrarias a la negociación son mayoritarias en la población de Castilla y León, siendo menos frecuentes las respuestas relacionadas con buscar acuerdos, permitir el referéndum o incluso favorecer la independencia.

En cuanto a sus percepciones, el 85,3 por ciento de la población encuestada cree que Cataluña seguirá siendo una comunidad autónoma dentro de España, como hasta ahora; cualquier otro desenlace, incluyendo un nuevo acuerdo fiscal, es contemplado de manera muy poco frecuente. La solución fiscal, eso sí, encuentra ligeramente más apoyos entre la población menor de 30 años (11,3 por ciento) y en la población que se reconoce de izquierdas ideológicamente (12,2 por ciento).

En relación con los deseos, es decir, cómo le gustaría que se resolviera la situación, que Cataluña siga siendo una autonomía como hasta ahora es la posición deseada por más del 90 por ciento de la población, mientras que otras soluciones, incluido el acuerdo fiscal, es deseado por una población muy escasa, 3,8 por ciento.

Fotos