El leonés Luiz Aznar y Monedero se enzarzan en el Senado por la financiación de Podemos

Monero durante la comparecencia en el Senado sobre la financiación de Podemos.

Monedero ha acusado al PP de «llenar de estiércol» al resto de partitdos para tapar su «corrupción» y el senador leonés concluye que hay financiación «turbia» e incluso «ilegal» en la formación morada

EFE

La tensión durante la comparecencia del cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero y el intercambio de acusaciones con el senador del PP leonés Luiz Aznar han impedido el debate en la comisión sobre la financiación de los partidos en el Senado, en la que el profesor ha negado la supuesta financiación de Irán y Venezuela.

Tanto es así que en lo único que han coincidido Monedero y el senador del PP Luis Aznar es en decir que el debate en la comisión se ha convertido en un "circo", aunque ambos se culpan mutuamente.

Monedero, que estaba citado por el PP para aclarar la financiación de Podemos, ha comenzado poniendo en duda la validez de una comisión controlada únicamente por los populares, a quienes al final ha acusado de tratar de "embarrar" y "llenar de estiércol" al resto para tapar su propia "corrupción".

El exdirigente de Podemos se ha marchado del Senado convencido de que el PP ha "desprestigiado hoy un poco más el Parlamento" después de que su comparecencia se haya desarrollado a trompicones, con continuas interrupciones, tanto de Monedero como de Luis Aznar, quien le ha pedido que no viniera a la Cámara Alta a "catequizar" y se limitara a responder las preguntas que se le formulaban.

Durante su comparecencia, Monedero ha explicado que durante nueve años realizó viajes a Venezuela para asesorar al Gobierno en distintas materias. Ha aclarado que sólo mantuvo una relación contractual durante tres meses en 2004, que se prolongaron otros tres en 2005 con un acuerdo con Naciones Unidas; y que el resto eran colaboraciones gratuitas, en las que el Gobierno venezolano pagaba sus gastos y dietas, pagos que recibía a través de la empresa Caja de Resistencia que él había creado.

Interrogatorio

Cuando el senador del PP le ha preguntado si antes de fundar Podemos tenía un patrimonio de 700.000 euros, Monedero ha admitido que era posible, ya que tenía un montante al que sumó el dinero recibido por las asesorías a países latinoamericanos.

Monedero ha vuelto a explicar que cobró 400.000 euros en 2013 por labores de consultoría a países como Venezuela y Bolivia, que le pagaron a través del Banco del Alba (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América), por un informe sobre una eventual moneda única latinoamericana.

Y ha recordado que de ese dinero tuvo que pagar cerca de 200.000 euros a Hacienda, por lo que los 700.000 euros los tuvo, en todo caso, durante poco tiempo. Ha aprovechado para recordar que el Tribunal Supremo ha rechazado todas las querellas contra Podemos por presunta financiación de Venezuela por "inconsistencia", e incluso ha exhibido en un cartel los titulares de prensa sobre el archivo de esas denuncias.

Monedero ha negado haber formado parte del Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS) con otros miembros de Podemos y ha insistido en desacreditar las "afirmaciones de los medios de comunicación" que, a su juicio, "hay que poner en cuarentena" por las "falacias y mentiras" que han dicho sobre la formación morada.

También ha reconocido que, junto a Pablo Iglesias, mantuvo conversaciones con Enrique Riobóo, propietario del Canal 33, donde se emitía el programa televisivo "La Tuerka", sobre la posibilidad de alquilar el canal para poder seguir emitiendo allí.

Pero, en contra de lo que poco antes ha dicho este empresario, Monedero ha asegurado que nunca hablaron de formalizar "ningún tipo de compra" con dinero de Venezuela, si bien ha señalado que no recordaba si habían realizado una oferta de 200.000 euros para seguir emitiendo.

"Igual se pudo hacer", ha dicho tras explicar que su objetivo era intentar la posibilidad de "comunicar algo" en un país "que tiene la peor prensa de todo el continente", y que por ello destinó esos esfuerzos a hacer una comunicación "cuanto menos objetiva". "Y lo voy a seguir haciendo", ha añadido.

«Chascarridos»

Unas respuestas que no han satisfecho al senador del PP, quien ha pedido a Monedero que no le interrumpiera, que no hiciera "chascarrillos" y que no realizara comentarios que no tenían que ver con la comisión, algo que no ha conseguido y que ha provocado que lamentara la falta de "educación" del exdirigente de Podemos.

Monedero ha respondido denunciando una y otra vez que la comisión demuestra la "poca credibilidad" que tiene el Senado después de que el PP haya "usado dinero público" para convertirlo en un "plató de 13 TV".

Se han enzarzado en ese debate, lo que también ha provocado que uno y otro perdieran a veces el hilo de las preguntas y respuestas.

El portavoz del PP ha criticado que "para no mentir" el cofundador de Podemos haya convertido su comparecencia "en una especie de circo" y ha anunciado que estudiarán su declaración por si de ella se derivara alguna responsabilidad.

Puerta abierta a la Fiscalía

Así, Aznar ha determinado que existe "financiación turbia" en la formación y, que al margen del dinero recibido de Irán y Venezuela en sus orígenes sería "incluso ilegal a día de hoy".

El senador leonés no ha dudado en asegurar que Monedero "ha mentido en sede parlamentaria" al responder a alguna de las cuestiones sobre las que ha sido interrogado por él mismo, porque afirmó que sólo trabajó tres meses para Venezuela cuando según él lo hizo nueve años, o al negar conocer a Rafael Isea, que fue ministro de Finanzas de Hugo Chávez cuando el cofundador de Podemos estaba en el país.

El grupo popular, ha explicado, ya ve claro que la financiación de Podemos "en el mejor de los casos está en una nebulosa, y sabemos que hay financiación incluso ilegal a día de hoy", y ha citado las cantidades con destino finalista que recibe Podemos, las cuales vulneran a su juicio la Ley de Financiación de Partidos Políticos. Por ello ha dejado abierta la posibilidad de que la Fiscalía intervenga si lo cree oportuno cuando acaben los trabajos de la comisión.

Fotos