León es una ruta para los sentidos

Noelia Brandón

Ramón Villa, presidente de la Asociación Leonesa de la Gastronomía, realiza una ruta con leonoticias, para mostrar de primera mano la gran variedad y calidad de los productos que se sirven en la capital

INÉS SANTOSLeón

Hablar de León es hablar de su historia, de sus costumbres, de sus tradiciones, de sus monumentos y sobre todo, de su gastronomía. Dentro de todo ello, la tradición y la gastronomía se unen en las calles de la ciudad con una costumbre muy leonesa: ir de tapas.

León cuenta en la ciudad con diferentes bares y restaurantes en los que disfrutar de un buen vino acompañado siempre de un aperitivo de calidad. Una tapa a través de la que se puede hacer un recorrido por las bondades de la provincia, regada siempre con los vinos de las dos DO que tiene León.

La compañía del recorrido también es importante, por ello en leonoticias le hemos pedido a Ramón Villa, presidente de la Academia de la Gastronomía, que nos guíe entre las múltiples opciones que ofrece la ciudad.

La primera parada es en el Rúa 11, una vermutería que cuida cada uno de sus detalles y que elabora sus tapas con productos de León. Un local en el que degustar una tapa se convierte en un gran momento y en el que la calidad y la cantidad se unen para acompañar un buen vino. En este caso, la elección ha sido un prieto picudo de la DO Tierra de León en la cual Ramón Villa pertenece al comité de cata, una variedad casi única de la provincia leonesa. Una selección de tapas acompañan las copas de rosado y Ramón Villa explica que este es uno «de mis lugares preferidos, donde son especialistas en tapas con productos de la tierra, como la cecina, el jamón o ingredientes de la huerta».

La siguiente parada está a tan sólo unos metros, bajando por la misma calle llegamos al restaurante La Taberna. Una mesa apartada nos permite disfrutar de un albarín de la zona sur de la provincia, una copa perfectamente acompañada por unas gambas y un queso de la tierra. «Este es otro de los lugares a los que vengo habitualmente, donde disfrutaremos de un albarín de la DO Tierra de León, una variedad increíble que sólo existe aquí y en Cangas de Narcea», explica Ramón Villa mientras sirven el vino en dos copas heladas.

Un local en el que «apetece disfrutar de todo», no sólo cuenta con una carta cuidada sino un ambiente único en el que se respira un clima artístico lleno de carteles taurinos.

El presidente de la Academia de la Gastronomía recomienda dar un paseo por cualquiera de las calles del centro de la capital, donde estos días permiten a familiares y amigos reunirse en torno a una gastronomía muy leonesa. La céntrica Plaza de San Martín ofrece un variado abanico de opciones, pero Ramón se decanta por el Nuevo Racimo de Oro, «una bodega del s. XVIII que oferta una cocina tradicional con tapas elaboradas con productos de la tierra».

En este caso, nos sirven dos tintos de la DO Bierzo acompañados de unas albóndigas con patatas, una opción diferente en la que el camarero nos recuerda que «por suerte en León podemos disfrutar de una gran variedad y es que tenemos de todo».

«Esto ha sido una pequeña ruta, pero hay mucho más», se despide Ramón Villa con un deseo para este 2018, «esperemos que todas las visitas que lleguen a León disfruten de la gran oferta que tenemos en la ciudad y que no se olviden del gran territorio gastronómico que es la provincia».

Contenido Patrocinado

Fotos