Las Cortes de 1188 'renacen' en León

El claustro de San Isidoro ha rememorado, 829 años después, las Cortes de 1188 en las que el Reino de León sentó las bases del parlamentarismo moderno

El rey Alfonso IX presidió las Cortes./D. González
El rey Alfonso IX presidió las Cortes. / D. González
DANI GONZÁLEZ

La impronta y el legado dejados por el Reino de León es difícil de cuantificar. Base territorial de los reinos de Castilla y Portugal más adelante, referente cultural y pionero legislativamente.

En este último aspecto, León marcó la pauta y ha hecho posible que la democracia moderna sea tal y como es. En 1188, las Cortes convocadas por Alfonso IX dieron, por primera vez, voz al pueblo en una decisión política, lo que supuso un antes y un después en la concepción del parlamentarismo.

Con el objetivo de que este hecho histórico que, hace más de 800 años, tuvo lugar en la Basílica de San Isidoro, León se ha vuelto a vestir de gala para rememorar este hito trascendental en el devenir político de Europa en su momento.

Un cortejo recorre el 'corazón' de León

Un cortejo compuesto por un centenar de personas, en el que aparecían miembros de la nobleza, del clero y los hombres buenos de las ciudades más importantes del viejo Reino de León, partió desde la Catedral, al son de música medieval y ataviados con ropajes de la época, en dirección a San Isidoro, pasando por la calle Ancha, calle Cid y entrando en este templo por la puerta que da a la plaza de Santo Martino.

En el claustro de San Isidoro, en el mismo lugar donde hace más de ocho siglos las Cortes Leonesas sentaron precedente, se procedió a la teatralización, tal y como cuentan Los Decreta de 1188, de aquel histórico hecho ante un claustro abarrotado de público con ganas de recordar el hito más importante del Reino de León.

Y lo han hecho recordando que es un hito que «todos deben sentir como suyo» y no solo ser recordado y reeditado en León «también en el resto de España e incluso en Europa». «Es algo de lo que sentirnos todos orgullosos en un continente que, en muchas ocasiones, ha estado enfrentado en guerras y en muy pocas ha tenido un nexo común como este».

Costoso reconocimiento

Fue costoso y tardío el reconocimiento internacional de León como Cuna del Parlamentarismo. Llegó, finalmente, en 2013, hace cuatro años, cuando la Unesco, reunida en Seúl, determino que León acogió las primeras cortes con un modelo parlamentario similar al actual.

Por ello, León no quiere olvidar su origen, su hito pasado en el que fue pionero, en el que marcó el camino a Europa hacia una democracia que, hoy día, disfruta la mayor parte del viejo continente.

Contenido Patrocinado

Fotos