León regulará el uso de las 1.166 tarjetas de personas con movilidad reducida y las retirará si son prestadas

Imagen parcial del cartel de la campaña. / S. Santos

El Ayuntamiento comienza una campaña para que se respete el uso de las plazas a conductores con movilidad reducida y que a su vez estos no ‘presten’ las tarjetas de identificación a familiares y amigos

I. SANTOSLeón

‘No se la prestes a nadie’. Bajo este lema el Ayuntamiento de León inicia una campaña para que las tarjetas de aparcamiento de personas con movilidad reducida sean utilizadas sólo por sus dueños.

Un trabajo conjunto de varias concejalías y el consejo de la discapacidad ha puesto en marcha esta campaña con un objetivo claro. «Pretendemos sensibilizar a la población para que dejen estos espacios libres, ya que creemos que es un derecho para ellos», ha explicado la edil de Servicios Sociales, Aurora Baza.

Desde el consistorio leonés quieren que estos espacios queden reservados para quien realmente los necesita, pero también han insistido en la importancia de que los propios usuarios sean conscientes del problema de dejar su tarjeta a personas que no tienen movilidad reducida. Una campaña que comenzará la semana que viene y se extenderá hasta el mes de marzo y que regulará que las 1166 tarjetas que hay en la actualidad en León sean utilizadas correctamente. La Policía Local retirará estas tarjetas a los usuarios que las dejen en manos de otras personas y pondrán una sanción económica a quienes la usen sin ser sus propietarios.

La nueva normativa europea ha cambiado la legislación y ahora la tarjeta ya no irá asociada a una matrícula. «Se modifico la regulación que identificaba el vehículo, la tarjeta es personal del usuario, no del vehículo», ha explicado la concejala. Por lo que desde el Ayuntamiento de León han insistido en que la podrá usar la persona con movilidad reducida independientemente del vehículo en el que circule.

Contenido Patrocinado

Fotos