León registra 40 infracciones penales diarias en 2017 y la capital logra el mayor descenso de la Comunidad

Imagen de archivo./Gráfico
Imagen de archivo.

En esta provincia, también retrocedieron las infracciones penales en Ponferrada, con una caída del 3,9 por ciento, mientras que en San Andrés de Rabanedo hubo un alza del 0,4 por ciento

ICAL

Las infracciones penales en Castilla y León cayeron en los últimos cinco años un 14,8 por ciento, al pasar de las 84.423 registradas en el año 2012, a las 71.874 de 2017. Esta caída fue superior en más de cinco puntos a la contabilizada en el conjunto de España, donde el descenso fue del 9,8 por ciento, según los datos ofrecidos por la Secretaría de Estado de Seguridad.

En función de los tipos delictivos, la mayor caída se produjo en los robos con fuerza, que pasaron de 13.459 a 5.184 (-61,4 por ciento) y en los hurtos, con un descenso del 26,5 por ciento. El robo de vehículos se redujo un 32,9 por ciento (659), mientras que el tráfico drogas cayó un 8,2 por ciento (334).

Por provincias, se registraron descensos en todas a excepción de Salamanca, donde se contabilizó una ligera subida del 1,2 por ciento, al pasar de los 9.747 infracciones en 2012 a las 9.865 del pasado año. En el lado contrario se situaron Segovia, con una caída del 23,3 por ciento (4.176) y Valladolid, donde la bajada fue del 20,5 por ciento (16.434).

En Soria, la provincia con el número de infracciones más bajo, se contabilizaron 2.334, un 19,6 por ciento menos que en 2012, mientras que en Palencia fueron 4.026 (-14,9 por ciento) y en Ávila 4.676 (-17,5 por ciento). En Burgos la caída fue del 15,7 por ciento (11.160);en León del 14,5 por ciento (14.646), y en Zamora un 8,1 por ciento (4.557).

La delegada del Gobierno en Castilla y León, María José Salgueiro, aseguró que esta reducción es la mejor demostración del trabajo bien hecho por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de la sociedad en general, que colabora en muchos casos en la denuncia y el esclarecimiento de los delitos.

A su vez, Salgueiro destacó que no es fácil mantener la buena posición que tiene Castilla y León respecto a los índices de criminalidad de España, con 29,6 infracciones penales por cada 1.000 habitantes, cuando la media nacional es de 43,9. «Castilla y León sigue siendo una comunidad segura para convivir; para atraer inversiones y crear empleo; para que vengan los turistas y para disfrutar con seguridad del patrimonio artístico, natural y gastronómico», aseveró la delegada del Gobierno.

Salgueiro también recalcó que tanto las instituciones como la sociedad deben centrar los esfuerzos en la lucha contra la violencia de género, «rompiendo el silencio cómplice, denunciando los hechos y utilizando los medios humanos y materiales que el Estado pone a disposición de las víctimas». Además, la delegada también resaltó los esfuerzos por mejorar la seguridad de las personas mayores y de los niños, con el Plan Director para la Convivencia y Mejora de la Seguridad Escolar en los colegios.

Libertad sexual

En comparación con el pasado año, en el conjunto de la Comunidad se registra una ligera caída del 0,2 por ciento de las infracciones penales, aunque cabe destacar el incremento del 27,3 por ciento de los delitos contra la libertad sexual, donde además de las violaciones, están incluidos el acoso, la agresión, el abuso, el exhibicionismo, la provocación y la corrupción de menores. En el caso de Castilla y León pasaron de 289 a 368. A nivel nacional el incremento fue del 7,8 por ciento, hasta los 11.692.

Además, también se registraron incrementos en los delitos de lesiones, que alcanzaron los 647 (4,2 por ciento), en homicidios dolosos y asesinatos consumados, que pasaron de once a 13, mientras que se mantuvieron estables los asesinatos en grado de tentativa con 17.

El resto de delitos descendieron, en especial la sustracción de vehículos con un -26,9 por ciento (659), los robos con violencia e intimidación, con un 14,3 por ciento (726) y los robos con fuerza en domicilios, con una bajada del 10,4 por ciento (3.154). Además, los hurtos bajaron un 6,3 por ciento y los delitos por tráfico de drogas se redujeron un 5,1 por ciento, hasta los 334.

A nivel nacional la tendencia es similar, con caídas en los hurtos y los robos, aunque en este caso repunta el tráfico de drogas en un 4,1 por ciento (12.958), así como los homicidios dolosos y asesinatos consumados (310).

Municipios

Por municipios, el mayor descenso en comparación con 2016 se registró en León, con un 5,8 por ciento (5.640). En esta provincia, también retrocedieron las infracciones penales en Ponferrada, con una caída del 3,9 por ciento (1.790), mientras que en San Andrés de Rabanedo hubo un alza del 0,4 por ciento (739).

En Ávila se contabilizó una caída del 5,4 por ciento (1.402), en Zamora del 1,2 por ciento (1.857) y en Segovia del 0,2 por ciento (1.567), mientras que en el lado contrario se situaron las ciudades burgalesas de Aranda de Duero, con un incremento del 13,4 por ciento (1.114) y de Miranda de Ebro, donde las infracciones subieron un 11,1 por ciento (1.025). Por contrario, en Burgos capital se registró una caída del 2,9 por ciento (5.577).

En Palencia la subida del 1,3 por ciento (1.981), en Salamanca del 0,3 por ciento (5.853), en Soria del 4,5 por ciento (1.240) y en Valladolid del 1,5 por ciento (9.183).

Contenido Patrocinado

Fotos