Interior activa el Interlocutor Policial Sanitario para evitar las agresiones a sanitarios

Saturación en una sala de Urgencias. / Noelia Brandón

La Subdelegación del Gobierno en León reconoce que esta problemática «preocupa mucho» y desde el Colegio de Médicos se exige inversión en Atención Primaria como «puerta de entrada a evitar la masificación en Urgencias»

RUBÉN FARIÑASLeón

La Subdelegación del Gobierno en León ha activado la figura del Interlocutor Policial Territorial Sanitario creada por el Ministerio de Interior para actuar ante las agresiones a profesionales de la Sanidad.

Teresa Mata –subdelegada del Gobierno en León- ha mantenido un encuentro con el presidente del Colegio de Médicos de León para abordar esta problemática que registró 486 agresiones el pasado año a nivel nacional y que entre 2011 y 2016 señaló 2.688 incidencias.

Ya se firmó el protocolo ante violencia en el trabajo y dentro del personal sanitario se observó esta circunstancia. Por ello, se estará en contacto estrecho con ellos para que se sientan más seguros.

Las tipologías penales incluidas son las amenazas, vejaciones, insultos e incluso lesiones que están castigadas legalmente.

Respuesta coordinada y trabajando en prevención

La respuesta que se va a intentar ofrecer será coordinada entre los sanitarios y Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y se insistirá en la prevención para explicar a los médicos como deben reaccionar y dónde deben acudir ante una agresión en un acto médico. La subdelegada ha pedido que se denuncie porque ello servirá para saber hasta dónde llega el problema e iniciar la vía legal.

Interior también tiene previsto elaborar un Sistema de Información de Agresiones del Sistema Nacional de Salud con tres objetivos marcados: reunir todas las agresiones recogidas en los registros de los servicios autonómicos, identificar puntos críticos y un mapa de riesgos de agresiones y una evaluación periódica de los incidentes y las medidas que se adoptaron como punto de partida para adecuar las acciones ante una situación violenta.

El presidente del Colegio de Médicos, José Luis Díaz Villarig, ha destacado que si un médico tiene temor es imposible que exista una buena relación entre paciente y médico y «nadie entendería que esto fuera como un banco, donde trabajásemos detrás de una ventanilla» porque la relación debe ser íntima entre ambas partes.

Inversión en Atención Primaria

Entre las claves para el incremento de la violencia en las consultas se encuentra la necesaria reestructuración de la Atención Primaria para cerrar la puerta de entrada a la saturación en Urgencias.

La masificación en este servicio, donde se registran auténticas aglomeraciones, hace que se produzcan más agresiones debido a la impaciencia a la hora de ser atendidos. «Es difícil frenarse cuando no nos pueden atender», reconocen desde el Colegio de Médicos.

Las recomendaciones pasan por denunciar cualquier tipo de acto delictivo contra los profesionales médicos. Los sanitarios piden que se dé la mano a quienes intentan salvar vidas y, aunque entienden que las situaciones de muchos pacientes son críticas, exigen poner fin a las agresiones verbales que en muchas ocasiones acaban siendo físicas.

Fotos