León ‘planta cara’ a la 'cacería' de los perros de caza

Decenas de leoneses secunda una protesta para exigir la eliminación del uso de perros en la caza por el elevado número de abandonos y maltratos que se registran tras el fin de la temporada de caza

Manifestación en la capital leonesa convocada por la Plataforma NAC (No a la Caza) en defensa de los galgos, podencos y otros perros llamados 'de caza'. / S. Santos
A. CUBILLAS

Febrero es sinónimo de calvario para los galgos. Un mes que coincide con el fin de la temporada de caza y en el que las protectoras y refugios desbordan todas sus previsiones debido al abandono masivo de perros usados en cacerías.

Las cifras hablan por sí solas. El 40% de los perros que sufren maltrato en España son animales de cacería y el 13% de los abandonos se debió al fin de la temporada de caza, según las cifras del Seprona.

Una realidad que se repite año tras año, sin que nadie le ponga freno y a la que León ha platado cara este domingo. La capital leonesa ha sido escenario de una manifestación que se ha repetido en otras 31 ciudades españolas para pedir una ley que prohíba la caza con galgos y otros perros de caza.

Al grito de ‘Con el sufrimiento yo no me divierto’, 'Maltrato animal, al código penal', 'Vergüenza me daría, disfrutar la cacería', 'Ni galgos ni podencos, son vuestros instrumentos' y ‘Ni ciervo cazado, ni perro torturado’, decenas de leoneses han secundo esta protesta acompañados por numerosos perros de distintas razas, con una importante presencia de galgos.

Una protesta que ha partido de San Marcos y que, tras recorrer las principales arterias del centro de León, ha alcanzado la plaza de Catedral de León, donde han instado al Gobierno a poner en marcha una herramienta legal y judicial que ponga el foco en los cazadores para frenar la tortura y abandono de los perros.

Nuria Alcántara, portavoz de ‘NAC’ –No a la caza-, remarcó la necesidad de que se controlen y se realicen inspecciones “antes, durante y después” de la temporada a los cazadores para comprobar que esos animales están registrados “porque a veces tienen camadas que matan al igual que aquellos que ya no les sirve”.

Por ello, reclamaron, con los cambios legislativos correspondientes, la eliminación de la caza con perros como prioridad y la prohibición de la caza como actividad como petición global. Porque según advirtieron, no sólo es una cuestión de maltrato animal sino de maltrato a la biodiversidad de los “bosques y montes”.

Convocados por la Plataforma NAC (No A la Caza con galgos y otras razas), lema de la pancarta que presidió la movilización junto a otra que rezaba 'Cuanto más indefensa está una criatura, más derecho tiene a ser defendida', los participantes -escoltados por la Policía Local- protagonizaron un paseo reivindicativo en el que también se animaba a la adopción de galgos; animales que sufren numerosos abandonos y matanzas al concluir la temporada de caza este mes de febrero.

Contenido Patrocinado

Fotos