León lidera el descenso nacional de mortalidad en carretera al caer un 80% en 10 años, que dejan 236 muertes

Accidente mortal en la provincia de León. /Peio
Accidente mortal en la provincia de León. / Peio

En busca del objetivo cero víctimas, la DGT amplía las medidas de seguridad y prevé instalar guías sonaras en 400 kilómetros de red y dos nuevos cruces inteligentes, ampliar los avisadores de velocidad y señalizar nuevas rutas ciclistas protegidas

A. CUBILLASLeón

Aunque el verdadero éxito sería el objetivo cero víctimas, la mortalidad en las carreteras leonesas ha registrado un descenso de más 80% en la última década, siendo León la provincia que ostenta el récord en reducción de muertos en las carretas del conjunto de España.

Sin embargo, las cifras aún son abrumadoras. Desde el 2007, han sido 236 las personas que han perdido la vida en el asfalto de la provincia, siendo precisamente ese año el más negro de esta última década, cuando se registraron 66 víctimas.

A partir de esa fecha, León mantiene una caída constante que permite cerrar el año 2008 con 55 víctimas, el 2009 con 41 y el 2009 con 39, anotando un récord en 2011, cuando la mortalidad en las carreteras se redujo a las 18 víctimas.

Récord que no se volvería a batir hasta el 2016, año que se cerró con 10 víctimas en nueve accidentes mortales, la cifra más baja hasta ahora en León. Una tendencia positiva que se romperá al cierre de este año, que hasta la fecha ya son 12 las víctimas mortales que se han registrado en sendos accidentes.

Las cifras

2007
60 víctimas mortales en 50 accidentes
2008
55 víctimas mortales en 47accidentes
2009
41 víctimas mortales en 35 accidentes
2010
39 víctimas mortales en 37 accidentes
2011
18 víctimas mortales en 18 accidentes
2012
20 víctimas mortales en 20 accidentes
2013
18 víctimas mortales en 16 accidentes
2014
24 víctimas mortales en 20 accidentes
2015
29 víctimas mortales en 28 accidentes
2016
10 víctimas mortales en 9 accidentes
2017
12 víctimas mortales en 12 accidentes

Un balance que espera al puente de la Constitución y la Navidad. “Confiemos en que no haya que lamentar más víctimas”, asegura Gonzalo León, director de la DGT de León, que pese a este ligero aumento recuerda la tendencia positiva registrada en una provincia que hace dos décadas alcanzaba el centenar de muertos en las carretas.

Sin embargo, la DGT sigue trabajando para lograr ese objetivo cero en una provincia especialmente complicada por su orografía. León cuenta con más de 7.000 kilómetros de carreteras, en su mayoría vías comarcales o de alta montaña que, según señala León, repercuten directamente en la peligrosidad principalmente en periodos invernales y hacen necesario extremar la atención a la hora de conducir.

Nuevas medidas de tráfico

Para ello, en la actualidad la DGT, dependiente del Ministerio de Fomento, se encuentra inmerso en la instalación y mejora de guías sonoras longitudinales en hasta 400 kilómetros de carreteras en la provincia para evitar colisiones y salidas de vías.

Asimismo, se está llevando a cabo una revisión de los puntos de adelantamiento, para modificar o reforzar su señalización y se prevé la instalación de nuevos cruces inteligentes, cuyo objetivo es advertir de la proximidad de automóviles en la intersección. En la actualidad, existe uno en el kilómetro 399 de la N-6, a la altura del municipio de Carracedelo, y la previsión de la DGT pasar por instalar al menos dos nuevos.

En este sentido, la DGT prevé continuar con el despliegue de avisadores de velocidad por la red de carretas de la provincia y señalizar nuevas rutas ciclistas protegidas, que se sumarán a las tres que existen en la actualidad, que alcanzan los 50 kilómetros.

“Estamos en continuo contacto con la Federación de Ciclismo y la Subdelegación de Gobierno para hacer evaluación de las vías frecuentadas por ciclistas y determinar itinerarios seguros. Es algo prioritario”, señala León, que recuerda que en lo que ningún ciclista ha fallecido en lo va de año en las carreteras leonesas.

Por último, la DGT continuará señalizando aquellos tramos de especial peligrosidad y reforzará el trabajo con los Ayuntamientos para mejorar la seguridad vial en los entornos urbanos.

Asimismo, León recuerda que ya están operativos las seis cámaras de control del uso del cinturón de seguridad que, por el momento, tienen un carácter informativo, aunque la intención es que a finales o primeros de año empiecen a sancionar, con multas de 500 euros y la pérdida de hasta tres puntos.

Medidas que, en su conjunto, se encaminan a que León el próximo año logre alcanzar el ansiado “objetivo cero víctimas de tráfico”.

Contenido Patrocinado

Fotos