León instalará las cámaras de acceso al centro la semana que viene y espera a marzo para las pruebas

Una de las cámaras de control de acceso al centro. / Noelia Brandón

El Ayuntamiento de la capital quiere que el sistema que sustituirá a los bolardos esté en total funcionamiento en el mes de abril

N. BARRIO León

Su 'hasta luego' se anunció en febrero del año pasado y tocará esperar al mes de marzo de 2018 para que sus sustitutas entren en fase de pruebas. Las cámaras de control de acceso del tráfico rodado al centro histórico de León serán instaladas a lo largo de la próxima semana, en un nuevo sistema que entrará en periodo de pruebas en marzo y que dejará atrás los bolardos, que quedarán bajo tierra salvo en ocasiones concretas.

La primera cámara fue instalada el pasado 26 de diciembre, siendo bandera de «un sistema completamente novedoso que facilita la entrada y salida de residentes, carga y descarga o usuarios de hostelería», como afirmaba el concejal de Movilidad, Fernando Salguero.

Con un total de ocho entradas y salidas al casco histórico de la capital, el sistema está conectado por fibra óptica a la Policía Local de León, que recibirá la foto para validar o rechazar el acceso.

Tras su instalación se dará paso a validar las conexiones y el correcto funcionamiento del software de la empresa Kapsch, para confirmar el éxito de estas cámaras que cuentan con dos lecturas, una imagen de contexto del acceso y otra de lectura de matrícula.

«Salvo imponderables, comenzará a funcionar plenamente en abril», confirmaba el concejal. Un comienzo que dejará atrás a los bolardos, en una despedida que no dolerá a muchos.

Contenido Patrocinado

Fotos