León defiende «el derecho a la salud» y aboga por la «presión social» para recuperar esta «conquista social»

Imagen de la concentración en la plaza de Botines. / Peio García

La Plataforma en Defensa de la Salud Pública se concentra a las puertas de la Casa Botines, a ritmo de batucada, para cargar contra «las políticas neoliberales de los gestores del sistema en León»

RUBÉN FARIÑASLeón

Luchan para defender un modelo sanitario público que está en peligro. Aseguran que los recortes, con políticas de mercantilización de la salud, están convierten al sector en un mercado en vez de un derecho.

Por todo ello, y a ritmo de batucada, la Plataforma de Defensa por la Sanidad Pública se ha concentrado ante la Casa Botines para decir alto y claro que les «duele la Sanidad» y el uso que se hace de ella.

En León, han denunciado que una corriente neoliberal se está asentando en los gestores que dirigen la Salud Pública «consciente o inconscientemente, pero es así».

Con motivo del Día Mundial de la Salud, en el 70 aniversario de la creación de la Organización Mundial de la Salud, han reiterado sus protestas y han querido informar a la sociedad leonesa de cómo se debe recuperar esta «conquista social».

Una recogida de firmas y un reparto de octavillas ha sido el primer paso para congregar al público y pedirles «presión social» y fomentar que la gente sepa «defender lo que es suyo y lo que costó tantos años conseguir, algo que nos hemos ganado y que supone un derecho que está siendo vulnerado».

Una Sanidad Pública desprestigiada

El portavoz de la plataforma también ha cargado contra el consejero de Sanidad por estar «maquillando las listas de espera para que parezca que hacen algo». Ahora, la esperanza pasa por la reunión que mantendrán con él y presidente de la Junta de Castilla y León en junio.

«Se trata de defender un derecho a una Sanidad de calidad, universal, como teníamos unos años atrás». El deterioro de la misma se evidencia con los datos de una agencia internacional, quien colocaba al sistema español como el quinto del mundo, hace cuatro años, y ahora lo sitúa como el sexto de Europa. «La OMS ha hecho una llamada a España para que recupere el nivel asistencial que tenía».

No dudarán en volver a salir a la calle, si es necesario, y lo harán con un mensaje claro: Les duele la Sanidad, su conquista social, y están dispuestos a luchar por ella.

Contenido Patrocinado

Fotos