León, con la paz constitucional

La ciudad recuerda y reivindica en un acto el avance democrático que brindó la aprobación de la Constitución Española, en un evento en el que el exministro de Justicia Fernando Ledesma expresó con brillantez el sentido de la Carta Magna

La fachada del Hostal de San Marcos, con los colores de la bandera nacional. / Inés Santos
NACHO BARRIO León

En un Parador de San Marcos engalanado para la ocasión con los colores de la bandera de España, las figuras políticas y sociales de León se dieron cita para conmemorar el aniversario de la Constitución Española, en un acto que adquirió nuevos bríos y mayor sonido tras los últimos acontecimientos vividos en Cataluña.

Para la ocasión, la subdelegada del Gobierno en León, Teresa Mata, presento a Fernando Ledesma, ministro de Justicia durante el mandato de Felipe González y presidente del Consejo de Estado entre 1991 y 1996, que fue el encargado de dar lectura a la ponencia sobre la Carta Magna.

En un discurso claro y brillante, Ledesma recordó sus incursiones en la provincia leonesa, donde disfrutó de «bellísimos recuerdos de caminatas por la montaña y grandes amistades», al tiempo que felicitó a la subdelegada por su recién estrenada cátedra en la universidad.

Entrando en materia, el exministro defendió que la Constitución «conserva la esencia que llevó a su aprobación», discrepando con los que defienden su completa reforma, ya que en sus palabras «necesita algunas reformas, sí, pero reformas en la Constitución y no de la Constitución, que necesitan el mismo grado de consenso que con el que nació el texto».

Fernando Ledesma hizo un repaso histórico por los tiempos anteriores a 1978, en los que «el problema territorial, el religioso, el militar y el correcto reparto de la riqueza se enquistaban en una nación aislada en el mundo». Así, señaló que la Constitución «puso no solo fin a cuarenta años de dictadura, sino un acto de paz».

Fijando las bases de la Carta Magna en tres actos de paz, que son «los derechos como centro del sistema, el origen del poder popular en el Parlamento, y la necesidad de construir una sociedad democrática y avanzada», Fernando Ledesma instó a «prestigiar la política, ya que solo es respetada y respetable como entrega y servicio a los demás».

En momentos de ruptura, hizo bandera de es tarea de la política «suscitar uniones nacionales», entendiendo que «un buen camino a una mejor democracia es hacer por ensanchar la participación».

Una Constitución que no es 'estación términi' fue recordada durante el acto, en que también se impusieron diversas condecoraciones a miembros de las fuerzas de seguridad del Estado, para concluir con el himno nacional en una jornada para recordar el pilar de una democracia joven que aspira a perdurar en la historia como el tiempo más largo de paz de un país necesitado de ella.

Contenido Patrocinado

Fotos