León en Común traslada a Urbanismo el problema de los pisos turísticos «poco o nada legales»

León en Común traslada a Urbanismo el problema de los pisos turísticos «poco o nada legales»
ENRICO BARAZZONI

La formación acusa problemas de «seguridad ciudadana, competencia desleal y encarecimiento de los alquileres» como las consecuencias de la desregulación de este sector

LEONOTICIASLeón

Bajo las nuevas formas de la economía conocida como colaborativa emergen problemas relacionados con su desregulación. Aquí pone el foco Victoria Rodríguez, concejala de León en Común, que, tras reunirse con personas afectadas por los pisos de alquiler turístico «ilegales y alegales», llevarán el tema a la próxima comisión de Urbanismo.

En primer lugar, Rodríguez apunta a la subida de los alquileres para vivienda y a la expulsión de la población autóctona de las zonas céntricas en ciudades como Barcelona, donde «la no regulación de los pisos turísticos ha ocasionado un importante aumento de los precios de los alquileres con los consiguientes problemas de acceso a la vivienda». En León, asegura, «ya se empieza a percibir una subida en los alquileres».

Por otro lado, León en Común denuncia la fiscalidad opaca -las plataformas como AirBnB facturan desde paraísos fiscales- y ventajosa de este tipo de pisos y, centrándose en el ámbito municipal, en la diferencia entre las tasas por servicios municipales que paga un negocio como un hostal y las que paga un piso turístico. «Realmente, los pisos turísticos no generan ningún ingreso al Ayuntamiento», añade la formación, y por ello ha pedido al ayuntamiento que «trabaje para igualar estas tasas, rompiendo con esta competencia desleal que penaliza especialmente a los pequeños propietarios de establecimientos hoteleros».

En plena fiebre por la seguridad ciudadana, los comunes recuerdan que, mientras «a los establecimientos convencionales se les exige llevar un registro de las personas a las que alojan, los pisos turísticos no llevan ningún control». Y, también sobre convivencia, que a los pisos turísticos no se les exige ninguna medida adicional contra el ruido, «lo cual genera ya disputas y malestar entre los vecinos tradicionales».

Victoria Rodríguez espera que el ayuntamiento tome nota de estas peticiones. Es optimista pues la última vez que llevó esta problemática a una comisión de Urbanismo, «todos los grupos fueron receptivos, excepto ciudadanos cuyo único motor parece ser la desregulación de la economía, caiga quien caiga».

Contenido Patrocinado

Fotos