León y Bragança crean un Plan Estratégico en busca de fondos europeos para frenar la despoblación rural

Un instante del encuentro mantenido este jueves en Bragança. / Inés Santos | E. especial

El presidente de la Diputación y el alcalde luso mantienen un encuentro para definir las líneas de actuación y definir los proyectos a los que dirigir sus esfuerzos, con el reto de reforzar la cohesión social, económica y territorial de ambas regiones

ANDREA CUBILLASBragança (enviada especial)

León y Bragança, Bragança y León, dos regiones de dos países separados físicamente pero unidos por la tradición, la cultura y recursos endógenos similares.

Y muestra de ello se ha escenificado este jueves con el encuentro que ha mantenido el presidente de la Diputación leonesa, Juan Martínez Majo, y el alcalde de la ciudad lusa, Hernani Dias, en el marco de la asamblea de la Agrupación Europea de Cooperación Territorial.

Una reunión en la que se han sentado las bases para desarrollar y la elaboración del Plan Estratégico, un documento que permitirá definir los proyectos e iniciativas a la que dirigirse con el reto de reforzar la cohesión social, económica y social de ambos territorios.

Desde que se creó la AETC se busca la cohesión económica, social y territorial de Bragança y León y la promoción de los valores y recursos endógenos con un fin final de evitar la despoblación en el medio rural que en ambos territorios se sufre con especial gravedad. Tenemos y queremos atraer nuevos habitantes”, señaló Majo.

Tradiciones leonesas en Portugal

El presidente de la Diputación, Juan Martínez Majo, visitó este jueves la exposición de ‘Andruejos y Máscaras Leonesas’ que será uno de los ejes centrales de la VII edición de Mascararte-Bienal de Máscaras que se celebra hasta el próximo domingo 3 de diciembre en la localidad portuguesa de Bragança.

Majo remarcó que “mostraremos una amplia representación de nuestras carnavales, nuestras fiestas de invierno y la etnografía que les acompaña”, una muestra que formará parte de una muestra que “se ha convertido en una referencia en la divulgación y puesta en valor de las conocidas como fiestas de invierno, reforzando su identidad e integración en la cultura tradicional y popular de nuestros pueblos”.

La muestra de Bragança recoge, además de una amplia exposición fotográfica, importantes piezas como un Campanón de la Cabrera, un Guirrio y un Toro de Carrizo de la Ribera, un Guirrio y una Madama de Llamas de la Ribera, un Guirrio y un Toro de Velilla de la Reina, un Jurru de Alija del Infantado, un Zanfarrón y un Zamarrón de Riello, así como cuatro máscaras más, una de ellas procedente de Babia-Luna que data del siglo XIX.

Esta presencia de la etnografía de los carnavales leoneses se intensificará con el gran desfile que recorrerá las calles del casco antiguo de la capital de la región Tras Os Montes con la presencia de 275 personas procedentes de varios rincones de la provincia. “Los brigantinos y visitantes podrán conocer cómo son los antruejos de Velilla, Cimanes, Carrizo y Llamas de la Ribera; el Entroido del Bierzo; los Campanerios de la Cuesta, los Zamarrones de Riaño, los Zafarrones de Riello y los Jurrus y Castrones de Alija”, indicó el presidente de la Diputación.

Para ello, según informaron ambos dirigentes, se prevé la contratación de una consultora externa y un técnico que permita establecer cuáles son las ayudas europeas a las que pueden acceder, siempre, según remarcaron ambos dirigentes, manteniendo la máxima aspiración.

“Aspiramos a todo lo que nos marque el Plan Estratégico en base a las posibilidades de nuestros recursos. La voluntad política en este caso dependerá de la voluntad técnica dado que de poco sirven las buenas intenciones si no tenemos un encaje estructural de nuestros proyectos en los fondos europeos. Habrá que ver qué opciones tenemos”, señaló Majo en la rueda de prensa posterior a la reunión.

Entre ellos, un proyecto que busca generar actividades innovadoras en el medio rural para contribuir a fijar población o la elaboración de la Guía Cultura para la promoción y difusión de aquellos aspectos singulares de León y Bragança.

Una asamblea marcada por la buena sintonía de los representantes de ambas instituciones, en la que además se dio luz verde al presupuesto del ejercicio del 2018, que asciende a 60.000 euros, con una aportación del 50% de ambas entidades y que se incrementará con los 187.000 euros concedidos por la Unión Europea para la ejecución del Plan Estratégico.

El reto final, lograr la consolidación plena de la asamblea el próximo año para el desarrollo de proyectos de un importante calado que beneficien al medio rural de ambas regiones.

Contenido Patrocinado

Fotos