El 'ladrillo' resurge de forma «lenta pero constante» con 84 nuevas obras en León en el inicio de 2017

Una grúa trabajando en el levantamiento de nuevos pisos.Gráfico
Una grúa trabajando en el levantamiento de nuevos pisos.

Los promotores solicitan un 9,7% más de permisos en el primer trimestre para levantar 803 viviendas en la Comunidad

J.A.

Los núcleos urbanos son el germen de una recuperación “lenta pero constante” de la construcción de viviendas en Castilla y León. El ‘ladrillo’ comienza a ganar terreno en la economía de la Comunidad, a través de obras en las promociones inacabadas por la irrupción de la crisis, pero también con nuevos proyectos, que de fraguar, volverán a salpicar el paisaje de las ciudades de grúas y mantendrán el ritmo de generación de empleo y de reducción del paro.

En ese sentido, el inicio de 2017 augura un año positivo para el sector de la construcción, tras ejercicios ‘negros’ en los que la recuperación se hizo derogar a pesar de que la economía de Castilla y León creció un 3,3 por ciento en 2016, una décima más que la media nacional, si bien el Producto Interior Bruto (PIB) per capita, que se sitúa en los 22.649 euros, es un 5,5 por ciento menor que la media nacional, lo que resta dinamismo al sector en la Comunidad, frente a otros territorios como Madrid, Cataluña, Levante o la costa.

Por ello, las constructoras de pisos ven con optimismo la evolución que presenta la Comunidad este año, según explicó a Ical el presidente de la Confederación Castellano-Leonesa de la Construcción (CCLC), Javier Vega, quien afirmó: «La actividad en el sector se está recuperando y va a continuar». «No se puede presagiar que la recuperación se vaya a lograr de forma rápida, pero sí se puede intuir que los indicios que se están haciendo visibles se van a consolidar en el tiempo», añadió.

De hecho, los visados de dirección de obra presentados por los aparejadores o arquitectos técnicos reflejan un incremento del 9,7 por ciento, con un total de 803 en el primer trimestre del año, frente a los 732 contabilizados por el Ministerio de Fomento en 2016. Con ello, el sector afianza una recuperación que encadena cuatro años consecutivos de subidas, con lo que se da por concluido el periodo de ajuste, que se produjo entre 2008 y 2013.

Asimismo, el primer trimestre enlaza con el cierre de 2016, ejercicio en el que la construcción de viviendas anotó, por tercer año consecutivo, un crecimiento del 13,6 por ciento de los visados para obra nueva en la Comunidad, hasta alcanzar los 2.881. Sin embargo, el 'ladrillo' presenta unas raíces menos vigorosas en Castilla y León que en el conjunto del país, donde el sector disparó su actividad residencial un 28,86 por ciento con más de 64.000 visados, la mayoría para pisos, por el tirón de las grandes ciudades.

De momento, los primeros tres meses del año no han invertido esta evolución, por lo que la tasa de crecimiento del sector en España dobló el avance de Castilla y León, con un 19,85 por ciento, ya que se presentaron proyectos para levantar 19.963 en tres meses, frente a las 16.782 del pasado año. Tampoco mejoró en los últimos 12 meses la comparativa con el sector en el conjunto del país, donde se mantiene el diferencial cercano a los diez puntos.

Estos incrementos son insuficientes para la patronal que recuerda ejercicios como 2006 y 2007, cuando en el primer trimestre se iniciaron proyectos para 12.074 y 12.755 viviendas. Esta cifra contrasta con las 803 contabilizadas de enero a marzo, un 93,7 por ciento menos, o con las 497 de 2015, la cifra más baja de la serie histórica de Fomento, que arranca en el año 2000.

Burgos y Valladolid, pilares

Las provincias de Burgos y Valladolid son los ‘motores’ de la construcción en Castilla y León, ya que suman más de la mitad de las viviendas iniciadas. De hecho en la burgalesa aumentaron un 114,96 por ciento, con un total de 273, mientras en la vallisoletana se produjo un descenso del 34,46 por ciento, hasta las 116. Le sigue Salamanca, donde aumentaron un 28,9 por ciento, hasta las 98, y León, con 84, un 9,68 por ciento menos.

En el resto de provincias, donde el sector presentó una menor actividad, se produjo un incremento de las viviendas construidas, con una subida del 4,55 por ciento en Ávila, hasta las 46; el 42,86 por ciento en Palencia, hasta las 30 y del 17,24 por ciento en Zamora, hasta las 34. Por el contrario, se produjo un retroceso del 1,35 por ciento en Segovia, del 73, y del 46,15 por ciento, en Soria, hasta las 49.

Demandas

En cuanto a las demandas, el presidente de la Confederación Castellano-Leonesa de la Construcción (CCLC) reclamó una «apuesta decidida» de las administraciones públicas y los agentes económicas para impulsar plantes de rehabilitación y, como ejemplo, puso las áreas de Renovación Urbana que impulsa la Junta, puesto que este sector puede ofrecer nueva carga de trabajo a las empresas y, por lo tanto, más empleo.

También, Javier Vega hizo hincapié en la «gran importancia» que tendría la puesta en marcha de medidas crediticias que faciliten a las comunidades de propietarios iniciar reformas en los edificios. Además, recordó que la patronal va a solicitar al Gobierno de España partidas «importantes» en inversión pública en los próximos Presupuestos Generales del Estado, pero también en las cuentas de la Comunidad.

Fotos