Juzgan al único acusado absuelto en el crimen de Larralde por la agresión a un pedáneo

Juzgan al único acusado absuelto en el crimen de Larralde por la agresión a un pedáneo

El acusado se enfrenta a dos años de cárcel por una disputa que protagonizó cuando era empleado del empresario condenado como autor intelectual de la muerte del boxeador

A.C.León

El único acusado absuelto por la muerte del boxeador Roberto Larralde volverá a la Audiencia Provincial de León para ser juzgado por un delito de lesiones y una falta de ofensa leve a la autoridad por agredir al presidente de la Junta Vecinal de Garfín, perteneciente al municipio de Gradefes.

Los hechos se remontan al 24 de diciembre de 2011 cuando Carlos H.R. trabajaba para la empresa de Julio López -condenado como autor intelectual del crimen de Larralde- que había sido contratada para la saca de madera de los terrenos de la Junta Vecinal. El juicio tendrá lugar el 21 de noviembre a las 10:00 horas.

Según el escrito de calificaciones, el pedáneo de Garfín acusó al trabajador de realizar incorrectamente el pesaje de madera por dejar fuera de la báscula la cabeza tractora de los camiones, momento en el que éste le amenazó con una barra de hierro y le advirtió de que le “iba a partir la cabeza y a mandar al cementerio”.

Al día siguiente, sobre las 19:00 horas y en el mismo lugar, ambos se emprendieron a golpes, sufriendo lesiones de diversa consideración, recibiendo asistencia médica los dos acusados. En el trascurso de la pelea, el presidente de la Junta Vecinal agredió a un tercer varón que intentaba mediar y que sufrió lesiones en la zona cervical.

El Ministerio Fiscal entiende que los hechos son constitutivos de un delito de atentado y de lesiones y una falta de ofensa leve a la autoridad y por ello procede imponerle a Carlos H.R. una pena de dos años de prisión así como una multa de 30 días a razón de diez euros mientras que deja sin efecto la petición del segundo acusado por su condición de autoridad.

Defensas

Precisamente, la defensa del presidente de la Junta Vecinal de Garfín recuerda que su representando denunció la práctica irregular del pesaje ante la Comandancia de la Guardia Civil de Gradefes así como ante el Servicio Territorial de Medio Ambiente, que acordó la paralización de la extracción de madera.

Sin embargo, al día siguiente los camiones se personaron en la localidad para continuar la saca de madera, lo que le llevó al pedáneo a tomar fotografías de las matrículas para ponerlo en conocimiento de la autoridad. Momento en el que el trabajador, según la defensa, empezó a amenazarle, impidiéndole que entrase en su vehículo cuando intentaba abandonar el lugar, sufriendo una agresión por parte del trabajador al que, remarca, no agredió así como al tercer varón. Por todo ello, solicita su libre absolución.

Por su parte, la defensa de Carlos niega que profiriese insultos o amenazas al presidente de la Junta Vecinal si bien reconoce que tenía sujeto una barra cuando le pidió que dejase de tomar fotografías. Además, continúa, al día siguiente recuerda que mientras estaba en la zona el pedáneo le exigió a voces explicaciones sobre la presencia de sus camiones, propinándole sin previo aviso un puñetazo en la cara y golpeando al tercer varón.

Es más, recuerda que su cliente intentó calmar la situación, abandonando el lugar de los hechos sin ningún inconveniente y sin que el pedáneo sufriese lesión alguna, advirtiendo de que su actuación tuvo su origen en los conflictos judiciales que mantenía con la empresa de madera para la que trabajaba.

Fotos