La justicia leonesa podría seguir los pasos de la gallega y estudian endurecer las protestas

Protesta a las puertas de los Juzgados de León capital. / N.Brandón

Trabajadores del cuerpo de auxilio, tramitación y gestión vuelven a protagonizar una concentración para exigir la equiparación salarial así como que se cumpla el acuerdo del 2015, que incluye la consolidación de los refuerzos y formación permanente

A. CUBILLASLeón

Las puertas del Juzgado de la capital han vuelto a ser este martes el escenario de una concentración de los funcionarios del cuerpo de auxilio, tramitación y gestión. Su reclamación, clara y contundente: la equiparación salarial en todo el territorio nacional.

Porque, según han advertido, las diferencias salariales con aquellos trabajadores que desarrollan su carrera profesional en las comunidades que tienen trasferida la competencia de Justicia roza los 500 euros, como en el caso de País Vasco. Todo ello, advirtieron desde los sindicatos, a pesar de que todos los trabajadores pertenecen al cuerpo nacional

Una reclamación, una protesta que se repite una semana más, como cada martes, desde hace ya varios meses y que tan sólo ha recibido como respuesta el silencio por parte del Ministerio de Justicia. Por ello y siguiendo los pasos de sus compañeras en Galicia, los trabajadores de León no descartan endurecer sus medidas de presión.

«No hemos descartado ninguna medida de presión, como los compañeros de Galicia que llevan dos meses de huelga. El Ministerio sigue sin querer negociar y exigimos que se siente porque estamos ante un claro caso de discriminación», señaló Fabricio Gómez (CSIF).

Asimismo, los trabajadores han exigido recuperar los derechos perdidos durante los años de crisis, dando cumplimiento así con el acuerdo alcanzado en el año 2015 que, entre otras cuestiones, contemplaba un refuerzo en las plantillas. Mejoras en las que tampoco pueden faltar una permanente y continuada formación, ausente, según han denunciado, coincidiendo con la implantación del expediente digital.

Por último, han mostrado su rechazo a la propuesta planteada por el PP, que implica la supresión de los actuales centros de destino, limitándolos al conjunto de los puestos que radiquen en el mismo municipio. Lo que supone, remarcaron desde los sindicatos, la discrecionalidad a la hora de encomendar funciones y tareas y en contra del principio de especialización que se proclama en la propia LOPJ.

Contenido Patrocinado

Fotos