La Junta realizará 24 controles en León sobre la calidad de los juguetes en la campaña de Navidad

La Junta realizará 24 controles en León sobre la calidad de los juguetes en la campaña de Navidad

Estas inspecciones se centran en velar por el correcto etiquetado de productos típicos de estas fechas, como alimentos y artículos de regalo, y el cumplimiento de la normativa en materia de seguridad

LEONOTICIAS

La Consejería de Economía y Hacienda realizará 132 controles a establecimientos de comercio de la Comunidad durante la campaña de Navidad para garantizar la protección de los derechos de los consumidores y usuarios, así como sus intereses económicos. Estas visitas de inspección se centran principalmente en velar por el correcto etiquetado de productos típicos de estas fechas, como alimentos y artículos de regalo, y el cumplimiento de la normativa en materia de seguridad de los juguetes que se ponen a la venta.

La Dirección General de Comercio y Consumo está llevando a cabo una campaña de intensificación del control sistemático de mercado, que se desarrollará hasta el próximo 5 de enero, coincidiendo con los días en los que se incrementa la oferta de productos y también crece de forma notable el gasto de las familias.

Las secciones de Consumo de las distintas provincias tienen asignado un número mínimo de visitas que, una vez dentro del local, se concretan en distintas actuaciones de comprobación sobre una media de entre seis y diez artículos. En concreto, se han planificado 32 en Valladolid, 24 en León, 16 en Burgos y en Salamanca, 12 en Zamora y ocho en Ávila, Palencia, Segovia y Soria.

Las labores de supervisión se enfocan esencialmente a las etiquetas de la mercancía, vigilando que contengan las instrucciones y advertencias precisas para su uso correcto y seguro, y en la información que facilitan los comercios de las ofertas, para verificar que es clara y suficiente.

En este sentido, se comprueba que los precios de venta al público exhibidos en los escaparates son coincidentes con los marcados para el producto en el interior del local y, en el caso de los alimentos, que el coste por unidad de medida es el adecuado conforme a las exigencias reguladoras.

Una de las singularidades de la campaña de Navidad desde el punto de vista de la inspección es el seguimiento que se realiza sobre los juguetes, dada la protección que hay que garantizar a los destinatarios. Los técnicos revisan en primer lugar que los artículos llevan el marcado CE en un lugar visible (legible e indeleble), lo que acredita el cumplimiento de las normas de protección exigibles y es garantía de calidad. También repasan que incorporen las advertencias de seguridad, al menos en castellano, donde se especifican las directrices que deben seguirse para evitar riesgos para el niño; la posible toxicidad de sus componentes y si el tamaño de las piezas es el adecuado a la edad del público al que va dirigido. Como en el caso de cualquier otro producto a la venta, el fabricante del juguete debe estar identificado.

Consejos para la compra de juguetes

Al margen de todos estos controles que son responsabilidad de la Administración, los técnicos de la Dirección General de Comercio y Consumo recomiendan a los adultos que compren con responsabilidad, eligiendo siempre un juguete adaptado a la edad del pequeño y respetando las indicaciones del fabricante.

En especial, se aconseja tener en cuenta aspectos como las capacidades que tiene el niño y las que se desean potenciar (fuerza, habilidad manual o madurez intelectual) o las características del entorno (disponibilidad o no de espacio y de tiempo o la presencia de compañeros de juego).

Asimismo, es importante que los juguetes se conserven en buen estado. Es conveniente que los adultos se aseguren periódicamente de que no están dañados ni deteriorados, ya que esto constituye un factor de riesgo para el menor.

Obligaciones de los establecimientos

Para finalizar, conviene recordar que durante la campaña de Navidad los consumidores tienen los mismos derechos que en cualquier otra época del año. Los establecimientos están obligados a disponer de hojas de reclamación y a facilitar al comprador una garantía sobre los bienes de naturaleza duradera.

La información y la publicidad deben ser claras y no inducir a error, en particular, en lo relativo a las características e identidad de los productos ofertados. Los comercios han de dar a conocer de forma visible las distintas formas de pago disponibles para la adquisición de los artículos, así como el período de devolución de los mismos y sus condiciones, ya sea en efectivo o mediante la emisión de un vale sin caducidad o renovable.

Contenido Patrocinado

Fotos