Juan Carlos Hernández Muñoz tomará el mando de la Comisaría Provincial de León y releva a María Marcos

Juan Carlos Hernández Muñoz, nuevo comisario jefe de la provincia de León. / Noelia Brandón

El nuevo responsable de la actividad policial de León promete intensificar la actividad policial en las calles y fomentar la investigación de delitos contra los grupos más vulnerables como los casos de violencia de género, menores, prostitución, discapacitados y mayores

RUBÉN FARIÑASLeón

La provincia de León ya tiene asignado un nuevo encargado de velar por su seguridad. Juan Carlos Hernández Muñoz es el elegido para suceder a María Marcos como comisario jefe de la Comisaría Provincial de León.

Él será el responsable de la actividad policial en las dependencias de León capital, Ponferrada, Astorga y San Andrés del Rabanedo.

La subdelegada del Gobierno ha ejercido de anfitriona para explicar el dilatado currículum de este miembro del cuerpo que comenzó a ejercer en 1982, y ha sido inspector, jefe y comisario en ciudades como Vitoria, Valladolid, Bilbao y, en el último año, en Benidorm y Málaga. Precisamente, en la ciudad alicantina, obtuvo «muy buenos resultados», logrando reducir un 30% las infracciones penales.

Logró el ascenso a la categoría de comisario principal el pasado mes de julio y en sus primeros días en la ciudad leonesa ya ha demostrado sus ganas de incorporarse al cargo.

Sus objetivos en la provincia

Hernández Muñoz ha querido recordar a su antecesora, María Marcos, y ha asegurado que contará con su mano derecha, Abelardo Ramos, en esta nueva etapa al frente de la Comisaría de León.

Su trabajo consistirá en cumplir los Planes Directores de Seguridad, intensificar la actividad policial en la calle y fomentar la investigación de delitos sobre grupos vulnerables, especialmente para casos de violencia de género, trata de mujeres y prostitución, menores, discapacitados y mayores.

Su vínculo con León llega desde el plano personal. Casado con una astorgana, es padre de dos hijos y natural de Ciudad Real. Llega reconociendo que, a día de hoy, la ciudad es segura y él hará que sea «todavía más segura».

Está «encantado» con su puesto de comisario jefe en la provincia y, en los próximos días, jurará su cargo para empezar a trabajar con la implicación de todas las fuerzas para garantizar la seguridad social.

Contenido Patrocinado

Fotos