La Jornada de Inserción Laboral Juvenil de Aspaym busca la normalización de los discapacitados

Presentación de las jornadas./César
Presentación de las jornadas. / César

En esta jornada se ha defendido la necesidad de lograr un empleo normalizado en empresas competitivas de los jóvenes con discapacidad

LEONOTICIAS

Espacio Vías acoge este miércoles la Jornada de Inserción Laboral Juvenil, organizada por Aspaym Castilla y León. El objetivo, la promoción de la participación juvenil en las actividades propuestas por la asociación y León Juventud, así como informar a los jóvenes, con y sin discapacidad, de las oportunidades que ofrece el Programa de Garantía Juvenil y los programas de Inserción Laboral en la ciudad.

Por parte del Ayuntamiento de León, han participado las concejalas de Juventud, Marta Mejías, y de Familia y Servicios Sociales, Aurora Baza, en una jornada que se desarrolla entre las 10.30 y las 14.00 horas. Marta Mejías destacó la importancia de esta jornada, que pretende «remarcar la importancia del empleo como herramienta esencial de integración y dar visibilidad a qué es el Programa de Garantía Juvenil y qué oportunidades ofrece, así como cuáles son los programas de Inserción Laboral y sus oportunidades». Todo ello dirigido a jóvenes en general, con y sin discapacidad, técnicos de orientación laboral y, también de forma especial, a las empresas.

La concejala de Juventud recordó que el pasado mes de enero, el Ayuntamiento de León, junto con el Instituto de la Juventud y el Consejo de la Juventud, puso en marcha la Mesa Coordinadora de Garantía Juvenil, convirtiéndose así León en una de las ciudades pioneras en esta iniciativa. «En ella se invitó a participar, y actualmente así lo hacen, a los distintos agentes implicados en el desarrollo formativo y profesional de los jóvenes (de la que forma parte Aspaym) y que tiene como objetivo juntar y aunar los esfuerzos de las distintas entidades públicas, privadas, asociaciones del tercer sector y asociaciones empresariales para desarrollar medidas comunes para facilitar y promocionar el acceso a la garantía juvenil y difundir la información de este sistema, tanto entre los jóvenes leoneses como entre las empresas de la ciudad».

70% de desempleo en jóvenes con discapacidad

Marta Mejías señaló además que actualmente, tres de cada diez jóvenes con discapacidad «han encontrado empleo, situándose la tasa en el 70%. De ahí la importancia del trabajo que desarrolla Aspaym, ayudando a personas en riesgo de exclusión social para que accedan a un empleo». «Debemos tener presente siempre –finalizó Mejías- que la integración laboral de las personas con discapacidad debe tener el objetivo de que sea un empleo exactamente igual y en las mismas condiciones de tareas, sueldos y horarios que el de cualquier otro trabajador sin discapacidad, en empresas donde la proporción mayoritaria de empleados no tenga discapacidad alguna».

Normalización e igualdad

Por su parte, Aurora Baza centró su intervención en la búsqueda del empleo normalizado: «Puesto que limitaciones tenemos todos, se trata de descubrir y aprovechar en qué es competente cada persona, tenga o no tenga discapacidad. Tenemos que luchar por un empleo normalizado en empresas competitivas y en igualdad de condiciones que el resto de los trabajadores· Cuando esto sea una realidad sólo existirán incentivos para realizar contratos indefinidos, para generar más puestos de trabajo, para crear empleo estable, no necesitando subvenciones para fomentar la contratación de personas con discapacidad».

Aun así, Baza recordó que la realidad actual es esa tasa de paro del 70% entre los jóvenes discapacitados. «La formación es un factor determinante a la hora de garantizar el acceso al mercado laboral; a mayor nivel de formación, mayor tasa de ocupación y menor desempleo. Los jóvenes menores de 30 años, estando profesionalmente cualificados, cuentan con relaciones laborales inestables y salarios inferiores al colectivo de jóvenes sin discapacidad. Sin embargo, las personas con discapacidad duplican su compromiso, rendimiento, esfuerzo, constancia y tolerancia».

La concejala de Servicios Sociales destacó los resultados de una encuesta realizada entre jóvenes con discapacidad: «El 65% considera que su discapacidad es un obstáculo para encontrar empleo y un 74% no refleja su discapacidad en el currículum. Además, seis de cada diez creen que sensibilizar a las empresas es la mejor medida para incentivar las contrataciones».

«Hay que buscar un cambio de mentalidad, apostar por un proceso de selección donde lo único que importe sean las competencias de las personas y no si tienen una discapacidad o un documento que lo certifique. En pleno siglo XXI no se puede aspirar a menos», finalizó Baza.

Fotos