Jesús Calleja, elegido por la Fele nuevo 'Empresario Leonés del Año'

Jesús Calleja, junto a su helicóptero, en un acto promocional.

El aventurero leonés, que cuenta con una productora que genera 200 empleos entre directos e indirectos, recibe el galardón más prestigioso de la federación de empresarios

LEONOTICIASLeón

Jesús González Calleja (Fresno de la Vega, 11 de abril de 1965) es el nuevo empresario leonés del año.

La decisión ha sido tomada en la dirección de la Federación Leonesa de Empresarios (Fele) en el transcurso de una reunión mantenida durante la tarde de este jueves.

El montañero y aventurero genera con sus productoras audioviduales cerca de 200 empleos y es uno de los más destacados defensores de León y sus productos.

En la actualidad sus programas audiovisuales se distribuyen en 22 países. Entre sus hitos destacan la ascensión en 2005 al monte Everest (8.848 metros de altura) y la ascensión entre 2006 y 2008 de las Siete Cumbres (las más altas montañas de cada continente, de Norteamérica y la Antártida).

Nacido el 11 de abril de 1965 en la localidad leonesa de Fresno de la Vega, Jesús Calleja es el segundo hijo de Julián y María Jesús. De pequeño, su padre le leía sobre las expediciones de Edmund Hillary al monte Everest, de Ernest Shackleton a la Antártida, y de otros aventureros como Roald Amundsen, Robert Peary o Robert Falcon Scott.

Jesús Calleja, nuevo empresario leonés del año.

Motivos para un premio

Entre los motivos de la elección de Jesús Calleja como Empresario del Año, la Fele destaca el compromiso de llevar con orgullo el nombre de León a la esfera nacional e internacional. Además, Calleja transmite unos valores que son un ejemplo a seguir para cualquier empresario: entusiasmo, afán de superación y compromiso social.

Se trata de una persona que rompe con los patrones habituales del empresario tradicional por lo que, con este premio, Fele busca dar a conocer otras de las facetas de relevancia de Jesús Calleja: la empresarial frente a la ya conocida de aventurero y comunicador.

Nacido en Fresno de la Vega en 1965, comenzó su actividad empresarial como peluquero, integrado además en la Fele, y la compaginó con su pasión por la aventura. Aprendió a escalar en los Picos de Europa y montañas de la región. Posteriormente se trasladó a ejercer su pasión al Himalaya. Ha sido guía de montaña en Nepal, ha escalado El Everest, el Lhotse y el Cho Oyu. También ha realizado expediciones en el Polo Norte o la Antártida.

Su pasión por la aventura le llevó a crear Zanskar Producciones en el año 2009 para producir principalmente grandes formatos de viajes y aventura. La sociedad, con domicilio social en la localidad de Valdefresno, genera anualmente empleo directo e indirecto para casi 200 personas.

Es una empresa audiovisual que produce un género conocido como ‘factual’, es decir, tratamiento de contenido basado en realidad, como contraposición al contenido de ficción.

Bajo esa premisa, Zanskar ha llevado a la televisión grandes producciones que le han dado aún más reconocimiento y éxito a Jesús Calleja como Desafío Extremo, con más de 60 programas emitidos; Planeta Calleja, que ya va por la 5º temporada, o Volando Voy, que está punto de estrenar la tercera temporada.

Sus inicios

Pronto se enamoró de la montaña; de pequeño, mientras que su padre y su hermano pescaban, él prefería ir a explorar por la montaña echándosele más de una vez la noche encima, teniendo que organizarse alguna batida para encontrarle.

Su pasión por la escalada comenzó en el tren de Matallana en el que viajaba con trece años para disfrutar de las montañas de León (en lugares como Aviados, Pedrosa o Vegacervera), como Peña Ubiña, donde probó sus primeras paredes.

Luego llegó el Naranjo de Bulnes, donde ha escalado cinco vías diferentes en la cara oeste, incluida la Directísima.​ A los 21 años hizo su primera visita a las montañas del Himalaya.

Durante un tiempo trabajó en su tierra natal como peluquero, como la mayoría de su familia en León, y más tarde fue copropietario de la tienda familiar de automóviles que regentaba su hermano menor, Kike Calleja. Mientras tanto, y durante 16 años, estuvo trabajando como guía en expediciones por el Himalaya y los Alpes para una agencia de trekking y escalada de España.

Retos

Eso le permitió, entre otras cosas, ascender numerosos picos como el Stok-Kangri (6.150 m), el Randung-Go (6.000 m) o el bautizado por él como pico León (6.300 m), así como intentar escalar el Labuche Kang II (7.072 m). Su relación con Nepal, cuya lengua domina, supera la del mero amante de la montaña, pues ha viajado allí en más de 60 ocasiones.

Todo lo que ganaba como guía lo invertía en otras expediciones como descender en rafting el río Zambeze, convivir con los nativos de Nueva Guinea, o aprender a pilotar avionetas.

A los 37 años decidió dar un vuelco a su vida, abandonando todo por la montaña. En 2003 intentó su primer ochomil, el Cho Oyu; acudió sin porteadores, sin oxígeno y montando él mismo sus propios campamentos. Le acompañaban también Juanito Oiarzabal y Manuel Caballero y, si bien Juanito consiguió alcanzar la cima, Jesús y Manuel no pudieron debido al mal tiempo. Al año siguiente, en 2004, lo volvió a intentar con la ayuda de un sherpa y sin oxígeno, alcanzando los 8.201 metros del Cho Oyu.

Ese mismo año consiguió coronar una montaña virgen de más de 6.000 metros situada en el valle del río Zanskar, en Ladakh, en el Tíbet indio, que fue bautizada con el nombre de "Madrid por la paz" con el objetivo de rendir homenaje a las víctimas del 11-M.6​ La expedición se pudo seguir en tiempo real a través de su página web.

El Everest

En 2005 se propuso uno de sus sueños, subir el monte Everest, lo cual ya deseaba siendo muy pequeño, cuando su padre le leía historias acerca de él.

Estuvo entrenándose desde comienzos de año, logrando alcanzar una cumbre inexplorada, a la que llamó "León 16 de febrero", en la cordillera Darwin (Chile) formando parte de una expedición que él lideraba. Luego se dirigieron al helado sur para escalar el Cerro Torre y el Monte Fitz Roy, en la frontera entre Argentina y Chile.

Al mismo tiempo, buscó despertar el interés de instituciones públicas y empresas privadas, logrando el patrocinio del Ayuntamiento de León, la Diputación Provincial de León, la Junta de Castilla y León y una empresa de reciclaje.

Finalmente, en abril del mismo año viajó hasta Nepal para acometer el ascenso. Hizo la subida por la cara sur tan sólo en compañía de un sherpa y con la ayuda de oxígeno (aunque inicialmente tenía idea de subir en solitario y sin oxígeno), hasta que el 30 de mayo alcanzó la cumbre, siendo el primer español en subir ese año por dicha cara sur. Días antes, la asturiana Rosa Fernández lo había logrado por la cara norte en una temporada excepcionalmente mala.

Cuando estaba en la cima llamó a su padre a través del teléfono vía satélite y reconoce que apenas hablaron porque ambos se pusieron a llorar. El ascenso con ayuda de oxígeno provocó algunas críticas posteriormente pero Jesús se defendió alegando que no había nacido con la virtud que había que tener para aguantar allí arriba sin oxígeno pero que no por ello era mejor o peor que otro alpinista.

Desafío extremo

Descendiendo del Everest, se le ocurrió una idea. Pensó que si encadenaba una serie de expediciones no tendría que condicionarse a buscar dinero cada vez que quisiera hacer una, así que consiguió que los mismos patrocinadores que le apoyaron en el Everest lo hicieran en un proyecto llamado "Desafío Extremo", con el que pretendía alcanzar las Siete Cumbres (las más altas de cada continente, las cuales culminó en 2008​), así como coronar algún ochomil más, realizar una travesía por el Polo Norte y participar en el Rally de los Faraones, y en el Rally París-Dakar, grabándolo todo él mismo con su cámara en tan sólo dos años.

Así, en 2006 ascendió al Macizo Vinson, la pirámide de Carstensz, el Monte McKinley y el Lhotse. Con las grabaciones de sus expediciones recorrió todas las cadenas de televisión de España.

Por fin, en 2007, Cuatro se interesó por el proyecto y Jesús Calleja conseguía su propio programa.12​ Tras el acuerdo sus expediciones se vieron reforzadas con el apoyo de la cadena y desde entonces siempre le acompaña un cámara, el también leonés Emilio Valdés, que además es uno de sus mejores amigos.

Accidente

Poco después de haberse presentado el programa en Cuatro, Calleja sufrió un accidente en moto, entrenando en Marruecos para el Rally de los Faraones. Canceló un viaje previsto al Polo Norte pero, pese a los consejos médicos, cambió de planes y decidió subir el Kilimanjaro (que ya había ascendido en 1991). Sin haberse recuperado del todo de sus lesiones participó en el Rally de los Faraones, acabando en 46ª posición.

En 2008, José Luis Rodríguez Zapatero accedió a acompañar a Calleja por los Picos de Europa. En un principio se iba a subir el Pico Llambrión (2.642 m) pero la idea fue desechada por el equipo de seguridad del Presidente del Gobierno, así que se decidieron por el Collado Jermoso.13​ A finales de agosto salieron desde Posada de Valdeón por Las Colladinas utilizando el atajo de Sedos de Pedavejo, que, según Jesús, dotaba a la marcha de un carácter "más exigente y vertical que obliga casi a una semi-escalada".

Durante la grabación de uno de los programas, Jesús y su equipo observaron de cerca la erupción del volcán Eyjafjallajökull.

A mediados de 2009, inmerso en la grabación de la cuarta temporada de Desafío extremo, se fue junto con Emilio Valdés y Ramón Larramendi a Islandia para realizar una travesía a través de los tres volcanes más activos de la isla. Estando cerca del Eyjafjallajökull, éste entró en erupción provocando una nube de ceniza que obligó a cerrar muchos aeropuertos europeos.

Dakar

Posteriormente participó en el Rally Dakar, y tras una cuestionable actuación , se vio obligado a retirarse tras la 9ª etapa, por problemas mecánicos.

En 2010, junto a María March, instructora de buceo en profundidad, con quien protagonizó las expediciones al Polo Norte, viajó a los Cenotes del Yucatán a ver la estalactita submarina más grande del mundo, al Lago Tilicho para sumergirse en aguas glaciares, y a las Islas Bahamas y a Sudáfrica, donde bucearon en aguas infestadas de tiburones. También con ella, en 2011, acompañados por espeleobuceadores, en el especial Inmersión Radical atravesaron, por primera vez en la historia, los 13,5 kilómetros del mayor sistema subacuático de Europa, que unen la cueva de Sa Gleda con la de Camp des Pou, en Mallorca.

En la actualidad Jesús Calleja presenta 'Volando voy' y 'Planeta Calleja', dos producciones que le han reportado un enorme éxito televisivo.

Fotos