Javier Cendón-Diego Moreno: el amor imposible

Javier Cendón y Diego Moreno, tras las primarias del pasado domingo. /Campillo
Javier Cendón y Diego Moreno, tras las primarias del pasado domingo. / Campillo

La reunión entre candidatos acaba en desencuentro entre las partes y aboca al PSOE de León a una nueva cita en las urnas este domingo

J.C.León

Javier Cendón y Diego Moreno se citaron este lunes. Lo hicieron, inicialmente, a petición del primero. Ambos pugnan por liderar el PSOE leonés desde posiciones bien diferentes. Cendón aparece como el candidato 'avalado' por la actual dirección provincial, Diego Moreno es la imagen del actual 'aparato' del partido, con Tucanda y Pedro Sánchez como grandes referencias.

En la cita, serena «entre compañeros de partido», sólo dejó ver posturas enconadas ante el objetivo final: evitar la jornada electoral del domingo, donde se dirimirá la futura dirección provincial, coser las posibles heridas, y mostrar ante la propia militancia una unidad que permitira reforzar a las propias filas del PSOE.

Ni un punto de apoyo entre ambos para alcanzar el objetivo final, ni uno. Para alcanzar una 'lista única' Cendón pretendía la renuncia expresa de Diego Moreno en la carrera electoral. Y al otro lado, la misma impresión: renuncia expresa de Cendón y liderazgo para Moreno.

'Monstruo' de dos cabezas

O el uno, o el otro. El 'monstruo' de dos cabezas no llegó a mostrarse porque, simplemente, el buen tono general no era suficiente para alcanzar un encuentro de esa dimensión.

Los mensajes se repitieron en las siguientes horas desde quienes respaldan a ambos candidatos. «O abandona Diego Moreno o no hay nada de que hablar. Primero la carta de renuncia y después se habla», se advertía en las filas del candidato arropado por la actual dirección local del partido.

«O se integran ellos o nada hay que hacer», se señalaba en la vertiente más oficialista con Diego Moreno a la cabeza.

Que trascendiera el encuentro entre las partes tampoco ayudó en exceso. Todo lo contrario. La imagen de los dos candidatos sentados ante un café provocó más ampollas de las previstas entre sus fieles, y de ahí que el distanciamiento se multiplicara.

«Sumar para ganar»

Tanto que este mismo martes Diego Moreno emitía un contundente comunicado público. «El candidato a la secretaría general del PSOE-PSL, Diego Moreno, desmiente totalmente las informaciones que apuntan a su retirada de las primarias o incluso una unión a la candidatura de Cendón. Moreno tiene claro que la meta de aquí al domingo sigue siendo la misma que cuando hizo oficial su candidatura, llegar a ser secretario general de los socialistas leoneses, y en ello sigue trabajando ahora bajo el lema “Sumar para ganar”, entendiendo que sigue siendo la mejor oportunidad para que el socialismo leonés recupere el rumbo», se advertía.

Sí se reconocía la reunión mantenida con Alfonso Cendón y con José Antonio Diez tras la primera vuelta de las primeras celebrada el domingo, «pero que en ningún momento habló de su retirada o de la unión de su candidatura con el que sigue siendo su rival, Javier Alfonso Cendón. Unas afirmaciones e informaciones que califica de falsas y sin sentido, ya que entiende que son dos candidaturas totalmente opuestas. Así, reitera que ni ha habido ni habrá pacto alguno con Cendón, mostrándose sorprendido ante estas malintencionadas afirmaciones», sentenciaba en un comunicado.

Perderá el PSOE

Moreno ha remarcado que además son «muchos los militantes» que le han mostrado su apoyo tras la primera vuelta del pasado domingo, por lo que ve factible no sólo recortar la ventaja obtenida por Javier Cendón en esa primera cita con las urnas sino batir al mismo.

Mientras, dede el 'otro lado' del socialismo leonés, se advierte que en la reunión sí se planteó la opción de una 'lista única' con el fin de evitar la cita electoral. Incluso allí se habló de tomarse un tiempo para reflexionar y decidir.

Ahora, tras los últimos movimientos, todo parece orientado para que el domingo -de nuevo- el socialismo leonés regrese a ejercer su voto en las diferentes agrupaciones. Ambas candidaturas están hoy convencidas de su victoria final. Efectivamente habrá un ganador y un perdedor. No se sabe quién será el ganador, pero sí el gran derrotado. Perderá el PSOE, como viene ocurriendo últimamente, porque la herida lejos de suturarse volverá a sangrar.

Fotos