Izquierda Unida demandará que se publique la lista de espera diagnóstica

Izquierda Unida demandará que se publique la lista de espera diagnóstica

Izquierda Unida de León presentará una Proposición No de Ley, a través de su portavoz en las Cortes de Castilla y León, José Sarrión

LEONOTICIAS

La única información que facilita la Junta de Castilla y León es que para ser operado hay que esperar de media 89 días. “Pero el tiempo de media para una radiografía o para una resonancia magnética parecen ser “secretos de estado”, pues la Junta se niega a facilitar la lista de espera para pruebas diagnósticas”, explica la Coordinadora Provincial de IU León, Eloina Terrón.

El problema es que la ciudadanía está padeciendo listas de espera interminables, que no solo están provocando sufrimiento e impotencia de las personas enfermas, sino que están promoviendo el negocio privado a costa de la salud pública.

Siete meses en espera para una consulta de traumatología, más otros cuatro para la resonancia magnética que pide el traumatólogo para poder diagnosticar a quien posiblemente sufre de una hernia discal que le produce agudos dolores y le ha imposibilitado prácticamente moverse y desplazarse a su trabajo. Nueve meses para una mamografía, una consulta de oftalmología que no llegará hasta dentro de un año, etc. Son casos continuos que generan impotencia entre las personas enfermas y las familias que les acompañan.

Lo cierto es que “no sólo han aumentado las listas de espera para una intervención quirúrgica, sino también para consultas y pruebas en la sanidad pública, alimentando el negocio de la sanidad privada con las políticas de recorte en personal médico y atención sanitaria de la JCyL” afirma Eloina Terrón.

La consecuencia directa de estas altas demoras para las primeras consultas supone que el diagnóstico no se produce, como mínimo, hasta cuatro o cinco meses después de la solicitud. Además, la primera consulta suele llevar aparejada una prueba, que también tiene un alto nivel de demora, y tras ella, una nueva cita con el especialista para que diagnostique un problema de salud tras a veces un año de espera. Estos pacientes en demora ven a veces que la única solución es acudir a urgencias en busca de una rápida atención, con lo que a su vez se satura este servicio y se produce un mayor colapso. “Es la pescadilla que se muerde la cola y que mediante las políticas del PP están desmantelando una magnífica sanidad pública”, explica Terrón.

Tras los recortes la sanidad pública de Castilla y León ha multiplicado por diez las listas de espera para la realización de pruebas diagnósticas, pasando de las 2.300 personas registradas en 2011, a las 19.384 en junio de 2017. Ha aumentado también, casi el triple, la lista de espera para una consulta de médico especialista, desde 52.000 pacientes en 2011 hasta los 129.714 de junio de 2016.

Además, “el denominado Plan Pericles para reducir las listas de espera, es un plan para maquillar el problema”, denuncia Eloina Terrón de IU. Los datos muestran un aumento de las listas en consulta especializada de un 21,4% y del 12,6% en pruebas diagnósticas en tan sólo un año, lo cual influye en el incremento exponencial de la lista de espera quirúrgica. No parece este plan más que otra fórmula para desviar fondos públicos hacia la sanidad privada, dando a entender que la sanidad pública no puede asumir determinadas especialidades de una manera eficiente. La Junta promueve así, de forma organizada y planificada, la privatización de la sanidad pública de Castilla y León, de acuerdo a su ideología neoliberal obligando a la ciudadanía a fomentar la contratación de seguros privados, ante los servicios públicos cada vez más deficientes.

La solución no es incrementar el negocio de la sanidad privada

Izquierda Unida considera que son inadmisibles estos tiempos eternos de espera en la sanidad pública, pues la consecuencia de los mismos acaba siendo fomentar la asistencia a la sanidad privada para solucionar los problemas de salud que se tengan.

Es inadmisible que esas listas de espera se deban a la falta de médicos en la sanidad pública, aspecto que parece no afectar a la sanidad privada. Por eso para Izquierda Unida es imprescindible incrementar las plantillas, hacer más contratos y poner todos los medios técnicos necesarios.

Es una desfachatez, como afirma el Consejero, aducir que las listas de espera de la Comunidad Autónoma están en tramo medio del territorio nacional, porque eso no significa más que hay una tendencia creciente de deterioro y desatención de la sanidad pública en todo el Estado.

Por eso Izquierda Unida de León presentará esta PNL, a través de su procurador en las Cortes, Sarrión, para exigir que se recoja y de información clara sobre las listas de espera en todo el proceso médico, única forma de saber con exactitud qué acciones políticas se deben acometer para resolverlo y en qué partes del proceso.

Las listas de espera no deben medirse únicamente en cuanto a la tardanza en la realización de operaciones quirúrgicas, sino dentro de todo el proceso de atención medica que tiene un paciente que se encuentra enfermo, ya que son estas litas de espera las que están empujando a las personas enfermas a buscar soluciones en la medicina privadas.

Desde Izquierda unida de León nos preguntamos cuando el PP habla de recuperación económica a qué se refiere y para quién es esa recuperación, ya que no se está traduciendo en mejora de los servicios públicos, que es donde prioritariamente tiene que ir destinado el dinero público. Cuando hablan de recuperación económica esto no se nota en la sanidad, pues existen listas de espera de más de dos años para algunas consultas o tratamientos.

Con la enfermedad no se juega

No hay mejor cosa que dejar estropear la asistencia sanitaria pública para que las personas enfermas se vayan a la privada, quienes la puedan pagar. Esto empuja a las personas a hacer seguros privados. Si tienes que esperar para la primera consulta con el especialista, esperar para hacerte las pruebas y esperar para hacer los respectivos tratamientos, esto se convierte en un sin vivir para las personas enfermas.

Las personas cada vez pagamos más impuestos que luego no se sabe para dónde van o si lo sabemos y lo que tenemos claro es que no van para lo que tiene que ir a cubrir las necesidades de las personas

Por ello desde IU se exigirá conocer y publicar las listas de espera para todos los trámites médicos: desde que se deriva a una paciente al especialista. Así como la batería de medidas que piensan poner en marcha para corregir esta situación desde lo público y para lo público, ya que ellos son los gestores de lo público. La respuesta de que no hay médicos parece que no es muy válida, ¿qué pasa que solo no hay médicos en la sanidad pública?

“Esta PNL tiene el propósito, por tanto, de revertir la política sanitaria de la Junta de Castilla y León, claramente encaminada, como se está comprobando, a vaciar y desmantelar del sistema de sanidad público engordando el negocio privado”, concluye la Coordinadora Provincial de IU León, Eloina Terrón.

Contenido Patrocinado

Fotos