Indra consolida en León el polo español de I+D en sistemas de seguridad y amplía su mirada internacional con más de 100 empleos

Juan Carlos Batanero, director de Espacio y Seguridad de Indra, presenta el balance de los 10 años de Indra León. / N. Brandón

El Centro de Excelencia de Seguridad cumple diez años de vida en la capital leonesa desarrollando sistemas pioneros en el mundo para la detección de incendios o el control aéreo, gestionando 130 aeropuertos a nivel internacional | El centro de León ha invertido 13 millones en innovación

A. CUBILLAS

Indra León cumple diez años. Una década de vida que sabe a éxito. El Centro de Excelencia de Seguridad, ubicado en el Polígono X, se ha consolidado durante su corta pero intensa trayectoria como el principal foco de la innovación de sistemas de seguridad en España, que juega un papel estratégico a nivel internacional.

Su historia se escribe en paralelo a la crisis económica y, como tal, no ha sido ajena a las dificultades. Así lo ha señalado este miércoles Juan Carlos Batanero, director de Espacio y Seguridad de Indra, durante una jornada de puertas abiertas con motivo de su décimo aniversario.

“Empezamos inmersos en la crisis económica y desde entonces hemos conseguido consolidar este centro hasta ser un referente en España y a nivel internacional”. Muestra de ello, continúo, es la tecnología que se ha desarrollado desde este centro y ha revolucionado diferentes sectores.

Este es el caso de Victrix, un simulador que ha revolucionado los enfrentamientos de policías y soldaos, diseñando sistemas que facilitan el adoctrinamiento virtual de las misiones. Una herramienta que toma su nombre de la legión romano que se estableció en lo que hoy es la capital leonesa.

Reseñable también el ‘Faedo’, el sistema de detección de incendios forestales más preciso y avanzado del mercado y el único capaz de detectar pequeños focos de fuego de forma fiable y automática, sin necesidad de disponer de línea visual con ellos.

Asimismo, Indra León ha desarrollado los sistemas que operan en las torres de control aéreo de más de 130 aeropuertos del mundo, participando en el diseño y grabación de entrenadores avanzados de vuelo que adiestran a pilotos del helicóptero Airbus H175 o del Eurofighter.

Un futuro optimista

Un centro que ha liderado ambiciosos proyectos europeos de I+D y sistemas de seguridad para empresas de todos los sectores e instituciones y que ha ido reforzando sus instalaciones y capacidades a lo largo de esta primera década de visa.

En su conjunto, la multinacional Indra ha invertido en los últimos seis años en el apartado de I+D+i un total de 1.000 millones de euros, de los que 13 han correspondido a su Centro de Excelencia de Seguridad en la ciudad de León. Por ello, su futuro hoy, según reconocen, es optimista.

Hemos conseguido establecer una relación estrecha con las universidades de León y el conjunto de la Comunidad así como con centros de investigación de otros lugares. En este momento nuestra intención es seguir progresando en los productos que hemos desarrollado y potenciar un nuevo Plan Estratégico que se irá poniendo en práctica en los próximos años”, señaló Batanero.

Para ello, Indra, que en la actualidad cuenta con una plantilla que supera el centenar de trabajadores, deja la puerta abierta a su crecimiento aprovechando el nuevo ciclo económico, comprometida con el objetivo de mantener los productos del CES de León en la vanguardia tecnológica.

Fotos