La huelga de examinadores pasa como un huracán por León y deja pérdidas de un millón en las autoescuelas

La huelga de examinadores pasa como un huracán por León y deja pérdidas de un millón en las autoescuelas

El sector recibe con alivio la desconvocatoria del paro tras cinco meses, que han provocado una reducción del 32% de la expedición de permisos y el cierre de varias unidades en León capital y provincia

A. CUBILLAS León

Alivio, y con razón, en las autoescuelas leonesas. La desconvocatoria de huelga de los examinadores de Tráfico tras 65 días de paros ha supuesto un soplo de aire fresco entre los profesionales del sector en León que, ahora, ven en la Navidad una tabla de salvación.

No es de extrañar. Han sido más de cinco meses de una huelga que ha sido catastrófica para las autoescuelas leonesas. En términos económicos; también organizativos. Porque unos 150 alumnos no concurrieron al examen práctico de media cada semana.

Una huelga que ha sido como un huracán en el sector. Las cifras hablan por sí solas. Entre junio y octubre se expidieron 1.623 permisos de conducir, lo que representa un 31,7% menos en el mismo periodo del año anterior (2.365), según han traslado a leonoticias desde la Asociación Provincial de Autoescuelas de León en base a los datos oficiales de la DGT.

Una reducción que, en cifras absolutas, supone que la huelga provocó que se expidieran 720 permisos menos, una cifra que rondará el millar si se contabiliza noviembre y las primeras semanas de diciembre. De ahí que desde la asociación se hablen de pérdidas que oscilarán entre los 700.000 y el millón de euros.

“Para empresas pequeñas como las autoescuelas no es ninguna broma esta cifra”, asegura Vicente González, presidente de la asociación, que confía en que la desconvocatoria de huelga sea una decisión irrevocable. “La desconvocatoria se basa en un compromiso que confiamos que se cumpla”, señala González

Porque, advierte, otra huelga para el sector sería insoportable. Más cuando, asegura, será “difícil” redimir el perjuicio causado. “Las empresas van resistiendo aunque con mucha dificultad. Están al límite y tras estos cinco meses tendrán complicaciones para salir adelante”.

Cierre de secciones, no de autoescuelas

Sin embargo, la repercusión de la huelga de examinadores no ha tenido efectos tan devastadores en León como en otros puntos de la geografía española, como en Barcelona. Allí, han sido cerca de medio centenar las autoescuelas que se han visto obligados al cierre mientras que en León han resistido mejor. Así, no ha habido que lamentar el cierre de ninguna autoescuela aunque sí el de alguna sección, tanto en León capital como en la provincia.

Por ello, reciben esperanzados la decisión de los examinadores y ponen todas sus esperanzas en una Navidad que se preveía catastrófica. “Al igual que el verano, la Navidad es una de las épocas fuertes para nosotros”, señala González, que además remarca el perjuicio que se ha ocasionado a cientos de alumnos que durante semanas se han acudido a convocatorias que finalmente no se han celebrado.

Ahora y a pesar del ratio de examinadores en León es “adecuado”, desde la Asociación Provincial de Autoescuelas de León instan a la Dirección General de Tráfico a ofrecer un servicio de exámenes de “calidad”. Porque, según advierte, la reposición de personal que prevé el Gobierno de cara al 2018 sólo vendrá a suplir las jubilaciones y no a dar solución a la falta de examinadores.

Contenido Patrocinado

Fotos