El Hospital de León estrena la cirugía robótica y reduce los efectos secundarios y la invasión en Urología

Operación en el quirófano del Hospital de León. / Noelia Brandón

El robot 'Da Vinci' se estrena en tres intervenciones con éxito y ampliará su campo de actuación a operaciones de riñón, vejiga, ginecológicas y pediátricas | Durante el próximo año actuará en 120 ocasiones

RUBÉN FARIÑASLeón

Es una apuesta de Sacyl por modernizar las intervenciones quirúrgicas y se ha estrenado en León con un éxito rotundo.

La cirugía robótica ha llegado al hospital de la mano de Da Vinci que permitirá reducir la invasión en operaciones de urología.

El doctor Miguel Ángel Alonso ha sido el encargado de desarrollar las tres sesiones que se han ejecutado en el Centro Asistencial de León hasta el momento. «Nos permite llegar más lejos y obtener movimientos de 360 grados».

En el quirófano, ocho personas trabajan para resolver un problema de próstata. El cirujano maneja desde una especia de consola la operación y tres ayudantes son los encargados de trabajar en el paciente. A ello se suma el anestesista y los supervisores.

Castilla y León ha adquirido cuatro robots, por un valor de siete millones de euros, que permitirán hacer más de 500 intervenciones al año en León, Valladolid, Salamanca y Burgos.

Las ventajas

El consejero de Sanidad cree que con este nuevo instrumento se mejorarán los resultados con una menor incidencia en efectos secundarios, se logrará mayor precisión y comodidad para los doctores.

Con este aparato se reducirán las problemáticas derivadas de problemas en riñones, vejiga, próstata y ginecología. «Permitirá a los pacientes mejorar la capacidad sexual y la continencia de orina, en casos como un cáncer de próstata», ha argumentado Antonio María Sáez Aguado.

El Hospital de León realizará este año unas 120 operaciones con Da Vinci y, aunque la estancia del paciente será la misma, podrá mejorar la calidad y el peligro de la intervención.

«Nos facilita cirugías, al ser el robot el que se mueve y nosotros trabajar desde la consola; eliminamos el temblor y nos da un extra de movimiento», ha explicado el cirujano tras concluir con éxito una operación.

Próximas intervenciones

Con la cirugía robótica se respetarán los nervios cercanos a los órganos al poderse pegar más al lugar donde se quiere intervenir. También se facilita realizar vejigas intercopóreas, mejorar la función renal y la sutura del riñón para que sean más rápidos y disminuya la necesidad de diálisis.

El coste de cada cirugía será de 2.200 euros, similar a otras laparoscopias, y se espera que después del verano pueda incorporarse a ginecología y pediatría, con una operación de riñón.

Los cuatro robots son «más que suficientes», según la Consejería, ya que la media nacional, por número de habitantes, estaría en dos, pero han optado por adquirir uno por área de salud más importante.

Contenido Patrocinado

Fotos