La ‘gymkana’ de los vecinos de León Oeste debido a las obras de integración del ferrocarril en la ciudad

Esta es la alternativa al corte en la avenida de Palencia. / Sandra Santos

Las obras para la integración de la Alta Velocidad en la ciudad están causando severos problemas a los habitantes de los barrios del Crucero, La Vega, La Sal y Armunia

RUBÉN FARIÑASLeón

El 19 de abril de 2011, Martes Santo, se ponía fin al bloqueo y aislamiento que durante décadas tuvo que sufrir la zona oeste de León.

La Variante Sur del ferrocarril y el levantamiento de una estación –que iba a ser provisional pero aún sigue seis años después- permitieron una conexión vial y peatonal entre el centro de la capital y los barrios de La Sal, La Vega, el Crucero y Armunia.

Ahora, en pleno 2017, el tiempo parece haber retrocedido. Las obras para integración de la Alta Velocidad en la ciudad han vuelto a dejar casi incomunicado a esta área urbana.

Los vecinos han vuelto a ver cortado ese paso y ello está causando severos problemas en forma de tiempo y tráfico para la zona oeste de la capital leonesa. Todo ello a pesar de saber que esta alternativa garantiza unas mejores condiciones para el futuro más próximo.

Obras de la integración

La ruta alternativa

Una vez que los viandantes llegan a la rotonda levantada sobre la prolongación de Ordoño, se encuentran con un cartel que les obliga retroceder hasta el ‘Paseo de los Quebrantos’. Pero ese paso poco tiene de paseo.

Tras avanzar por la calle Gómez de Salazar, y dejar a la izquierda la iglesia de San Francisco de la Vega, los transeúntes deben introducirse en una especia de ‘ratonera’ donde ni siquiera faltan los gatos.

La basura en el Paseo de los Quebrantos.
La basura en el Paseo de los Quebrantos.

Son apenas 50 metros, donde al caer la noche la luz –consistente en dos focos de escasa potencia- no llega a iluminar todo el trayecto. Además, las verjas que separan este paso bajo de las antiguas vías del tren se encuentran en mal estado, con varios agujeros. Y por si fuera poco, la suciedad se atrinchera a ambos lados del ‘Paseo de los Quebrantos’, donde los plásticos, los felinos e incluso luminarias rotas ofrecen una desagradable experiencia a los usuarios de esta alternativa.

Para más inri, al llegar a la calle Astorga, los peatones deben esquivar las obras del colector de aguas que copa la carretera de dicha vía.

Vecinos de la zona observando las obras de integración.
Vecinos de la zona observando las obras de integración.

Hasta el 21 de diciembre

Según las previsiones del Ayuntamiento de León, el 21 de diciembre de 2017 se reabrirá el tráfico a peatones y vehículos en la avenida Palencia.

La sensación entre los vecinos es que los plazos se podrían acotar, bien ampliando los horarios de trabajo de los operarios o manteniendo los trabajos durante los fines de semana, periodo en el que la actuación está detenida.

A la espera de esta fecha, la única realidad es que los vecinos de León Oeste vuelven a sufrir la misma discriminación que durante décadas dejó sin futuro a estas áreas deprimidas de la ciudad por el aislamiento al que fueron sometidos con el paso a nivel y las vías del tren.

Estado actual de la calle Astorga.
Estado actual de la calle Astorga.
Estado de la zona acotada para las obras.
Estado de la zona acotada para las obras.
Obras de integración de la Alta Velocidad.
Obras de integración de la Alta Velocidad.

Fotos