La Guardia Civil refuerza su presencia en León con la implantación de una unidad especial de seguridad ciudadana

La unidad estará operativa en dos meses. /
La unidad estará operativa en dos meses.

Las USECIC operan en toda la Comandancia para reforzar las necesidades puntuales de la Benemérita, sobre todo con controles en zonas conflictivas y dispositivos en lugares de gran afluencia de público

R. TRAVESÍ

Las provincias de Ávila y Segovia ya cuentan con las unidades especiales de seguridad ciudadana de Comandancia de la Guardia Civil (USECIC), a las que se sumarán León y Soria en los próximos meses. De esta manera, Castilla y León dispondrá de estas unidades en cinco provincias puesto que ya existe una en Burgos desde el año 2012.

Las USECIC, que están compuestas por una quincena de agentes, operan en toda la Comandancia para reforzar las necesidades puntuales de la Benemérita prestando apoyo a las unidades territoriales, sobre todo con controles en zonas conflictivas, desarrollo de operaciones especiales y dispositivos en lugares de gran afluencia de público. La idea es que sean una especie de núcleo de reserva y multifunción para reforzar las labores de sus compañeros y mantener el orden público.

Fuentes de la Guardia Civil confirmaron a la Agencia Ical que la USECIC de Segovia funciona desde el pasado 1 de agosto y la de Ávila comenzó a operar hace unos días, en concreto el 30 de octubre, aunque está a la espera de incorporar los agentes que formarán parte de la unidad de seguridad ciudadana. Ya está cubierta la plaza de sargento mientras que se han publicado las vacantes de un cabo y de 12 guardias, que serán seleccionados por méritos. La previsión es que la USECIC de Ávila funcione con normalidad a principios de 2018, una vez cumplido el plazo de resolución de estos puestos.

En cuanto a la unidad especial de León, la previsión que maneja el cuerpo es que esté plenamente operativa en dos meses ya que las vacantes fueron publicadas la semana pasada. La USECIC de Soria tardará un poco más en funcionar, entre cuatro y seis meses. Los cuatro nuevos destacamentos tendrán como objetivo mejorar la seguridad ciudadana en todo el territorio de la Comandancia, “aumentando la proximidad con el ciudadano e incrementando la presencia de patrullas”.

La Guardia Civil asegura que, entre sus misiones, estarán prestar apoyo a las diferentes unidades territoriales y especializadas de la zona en tareas de prevención, mantenimiento y restablecimiento de la seguridad ciudadana; la vigilancia preventiva para evitar actos ilícitos; la detención de delincuentes y requisitoriados por juzgados o cuerpos policiales; el control de zonas conflictivas y el desarrollo de operaciones especiales. Es habitual que realicen macrocontroles de personas y vehículos de carácter antiterrorista en autovías o autopistas y actúen en fiestas de los pueblos o posibles disturbios así como en entradas y registros de viviendas al ser un grupo de asalto. Por lo tanto, las USECIC de la Guardia Civil tendrían su equivalente a la Unidad de Prevención y Reacción (UPR), de la Policía Nacional.

Respuesta más rápida

Pese a que los efectivos de este equipo tienen una preparación y unos conocimientos específicos, además de contar con “material específico” como el uniforme de campaña, no son los GRS (Grupos de Reserva y Seguridad, más conocidos como los antidisturbios). En definitiva, se trata de un grupo con una respuesta más rápida ante casos puntuales de amenazas o problemas de delincuencia puesto que no realizan labores de investigación.

Recientemente, la USECIC de Burgos, al igual que otras del país, fue enviada a Cataluña como parte del dispositivo de seguridad ante el referéndum ilegal del 1 de octubre. Por lo tanto, operan en toda la provincia pero también en otras comandancias. En otras ocasiones, estos agentes patrullaron por el Camino de Santiago a su paso por la provincia burgalesa para mejorar la seguridad a los peregrinos durante el verano, con el incremento de personas.

Fotos