Gofre parece, cocido y tapa es

León, Capital Española de la Gastronomía 2018 ya cuenta con la tapa que representará el sabor leonés durante todo el año | Se trata de un trampantojo en el que un gofre esconde la tradición de un cocido leonés con todo lujo de detalles

Tapa vencedora del concurso. / Rubén fariñas
RUBÉN FARIÑASLeón

‘Gofre parece… cocido León es’ y, además, se ha convertido en la tapa que representará a ciudad como Capital Española de la Gastronomía 2018.

Un trampantojo que plasma la esencia de este manjar leonés con la forma de una gofre se ha coronado en la clausura del Congreso Minimal

Una idea original con un gran sabor se ha impuesto. La elaboración nacía de dos cocineros ‘novatos’, Silvia Álvarez y Gabriel Fernández, que llevan dedicándose a los fogones apenas tres meses.

El viernes avisaron a los ganadores de que este lunes finalizaba el plazo para la elección de la tapa de León y, en apenas dos días, consiguieron elaborar una apuesta ganadora.

Elaboración de la tapa

«Estuvimos todo el fin de semana como locos. Buscábamos un plato leonés que fuera lo más sabroso posible y dimos con el cocido. Luego queríamos una manera de plasmarlo lo más original; primero pensamos en una galleta y terminamos con un gofre».

La masa de la gofre está elaborada de forma tradicional, con garbanzos puestos a remojo en agua caliente y sal. A ellas se incorporaron carnes de León, entre ellas la cecina de chivo.

Posteriormente, se tritura todo, los garbanzos y su carne, para crear un amasijo que será la base de la gofre a cocinar. Para que sea más esponjoso se le aporta levadura y para dar cremosidad se le incorpora nata.

En cada hueco de la base se ha colocado una textura diferente. El crujiente de una sal de torrezno; la espuma de un puré de berza usando el sifón; la gelatina de cocido con agar agar, para que aguante altas temperaturas; y un paté de chorizo.

Los detalles del remate

La tapa se completa con aceite de cocido para decorar y engrasar la gofre y el remate final se ha hecho con tinta comestible con el nombre: ‘gofre parece, cocido león es’.

Elaborar algo «tan original» como un cocido y hacerlo en una gofre «que es algo tan sofisticado y diferente», entienden que ha sido la clave de su éxito. «Cuando piensas en una gofre no piensas en algo salado y les ha sorprendido; luego hemos jugado con las texturas que es algo que los grandes cocineros aprecian».

Este suculento plato minimalista, con un precio por unidad de 1,30 euros, podrá ser repartido en bares y restaurantes adheridos a León, Capital Española de la Gastronomía.

El sabor más puro de la esencia leonesa ya está plasmado en el recurso hostelero más representativo de la ciudad, sus tapas, y se pondrá a disposición de todos para que el sello de León traspase fronteras.

Temas

León

Contenido Patrocinado

Fotos