El gobierno estudia 'activar' a militares para mitigar la huelga de examinadores en la DGT

La huelga deja sin su examen a 180 aspirantes a la semana en León | Los paros amenazan con dañar gravemente a las autoescuelas

R. FARIÑAS | AGENCIAS

Los examinadores de tráfico de toda España están llamadosdesde este lunes a una huelga de larga duración que da continuidad a los paros realizados semanas atrás. La convocatoria se realiza ante la falta de respuesta por parte de la DGT os problemas del colectivo, una protesta que, según los sindicatos, podría suponer el «colapso» de los exámenes en los meses de mayor demanda.

En el caso de León capital el número de examinadores que se han declarado en huelga es de siete sobre los ocho con los que se encuenta actualmente.

Según ha advertido Miguel Ángel Hernández, examinador de la DGT en León, la situación es difícil por la presión que soportan: «Por agresión una paliza, no; pero verbales hay todos los días. Un portazo, insultos... hay gente que no entiendo un no por qué no».

Un coordinador y ocho examinadores

«En León trabajamos un coordinador y ocho examinadores, siete de ellos secundamos la huelga los lunes, martes y miércoles hasta el 15 de julio», también ha advertido.

Entre las reivindicaciones figura la necesidad de «una mejora de sueldo y de cuatro puntos: nuestra entrada en el servicio público, un seguro, mejores retribuciones y un complemento específico adecuado; no se ha cumplido ni uno desde las reivindicaciones de 2015»

«La diferencia entre una persona que trabaja en una oficina y nosotros no llega a 100 euros, por ello nadie quiere ser examinador, porque el beneficio es muy pequeño», también ha remarcado.

Hasta el 31 de julio, la Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra) ha convocado huelga todos los lunes, martes y miércoles, de modo que solo se examinará con normalidad dos días por semana.

Protesta anterior

La anterior protesta, convocada el pasado 2 de junio, fue secundada por más del 90 por ciento del colectivo y obligó a suspender 7.000 pruebas prácticas, según los representantes de los trabajadores.

El pasado jueves, el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, se reunió con el comité de huelga, pero sus propuestas no sirvieron para desatascar el conflicto, toda vez que no admitió la subida del complemento específico, una de las principales demandas de los examinadores.

El colectivo demanda la escasez de plantilla (unos 700, 200 menos que antes de los recortes), según sus propios datos, y la continua fuga de funcionarios por las condiciones que se imponen desde la administración.

De momento, la DGT busca que funcionarios de otros departamentos (incluidos militares) puedan integrarse en la plantilla de examinadores, pero el colectivo teme que finalmente termine por abrirse la puerta a no funcionarios.

Asociación Provincial de Autoescuelas

Los examinadores ya estuvieron en huelga en 2015, protesta que terminó con un acuerdo con la DGT que -según denuncian- no se ha plasmado ni en relación con los complementos retributivos ni en la mejora de las condiciones de seguridad a la hora de entregar los resultados.

Fuentes de la DGT consultadas por Efe han mostrado la voluntad de seguir negociando en las próximas semanas para encontrar una solución.

La Asociación Provincial de Autoescuelas de León ya había advertido con anterioridad que la convocatoria de paros afectaría a una media de 180 aspirantes a la semana en la provincia de León, lo que supondría un balance final de un millar de alumnos.

La misma asociación ya ha advertido de que la huelga pone en serio riesgo a las propias autoescuelas al producirse en los meses en los que mayor demanda hay para obtener el permiso de conducir.

Fotos