El Gobierno anuncia en León un plan tecnológico para extender la banda ancha al mundo rural en su lucha contra la despoblación

Silván y Majo acompañan a la vicepresidenta del Gobierno. / Campioo

Soraya Sáenz de Santamaría pone a León de ejemplo como potencia turística de interior e incide en la necesidad de descongestionar rincones de España y poner en valor el turismo patrimonial, cultural y de naturaleza

A. CUBILLAS

En materia de turismo, el Gobierno tiene claro sus deberes: mejorar los resultados de récord del 2017 en el conjunto de autonomías atrayendo más y mejores viajeros y apostando por el patrimonio histórico y cultural conjugado con las nuevas tecnologías.

Y así lo ha remarcado este viernes en la capital leonesa la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en el marco del foro ‘El Turismo que viene: Patrimonio, Medio Ambiente y Gastronomía’, cuyas conclusiones permitirán asentar las líneas del futuro modelo turístico en España.

Un futuro que, a su juicio, debe pasar por descentralizar el turismo, descongestionar rincones de España y potenciar el turismo de interior, poniendo en valor joyas como las de León.

Líderes en turismo internacional

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, recordó que España se consolidó como potencial mundial en materia de turismo, superando en 2015 por quinto año consecutivo el récord histórico de turistas internacionales, con más de 82 millones (un 8,6% más), convirtiendo a España como el país más visitado del mundo tras Francia, desbancando a Estados Unidos. Turistas que, según remarcó, cada vez gastan más, hasta alcanzar los casi 87.000 millones de euros que dejaron durante el año anterior, lo que representa un incremento interanual del 12%.

Y España, continuó, sigue creciendo, como lo han demostrado los 4,1millones de extranjeros que llegaron en enero, dejando un montante de 4.500 millones, “cifras que ponen de manifiesto el potencial de un sector que representa el 11,2% del PIB y el 13% de empleo”.

"Podemos estar a la vanguardia y multiplicar nuestras actividades tradicionales turísticas siempre manteniendo un modelo basado en la competitividad, que nos ha posicionado líderes en el ranking mundial, por encima de Francia o Japón”, señaló Santamaría, que remarcó que son pocos los países que pueden ofrecer un abanico tan amplio como el de España, con un turismo de sol y playa, rural, urbano, de naturaleza, aventura, de congresos o de compras.

En este sentido, remarcó la necesidad de impulsar el turismo de interior, que en 2017 recibió más de 3 millones de visitantes internacionales, lo que representa un incremento del 10% y del gasto del 19,4%. Un sector en el que destaca Castilla y León, con un aumento de turistas del 20%, hasta el 1,4 millones, y del gasto del 44%, hasta los 77 millones, muy por encima de la media nacional. Cifras que demuestran que “las cosas se están haciendo bien y que el turismo en Castilla y León va como un tiro”.

“España cuenta con recursos naturales e históricos únicos que le han situado en el epicentro del mapa turístico internacional. Debemos abrir esa oferta porque mediante la calidad, la diferenciación de los servicios y la incorporación de nuevos productos nos podremos mantener líderes”.

Castilla y León, «como un tiro»

Y en ese objetivo, puso de ejemplo el crecimiento de Castilla y León, que, según remarcó, en materia turística “va como un tiro”, siendo el destino de interior que ha registrado un mejor comportamiento en los últimos años, con un incremento del número de visitantes extranjeros del 20% y del gasto próximo al 44% en 2017, muy por encima de la media nacional.

“Cifras que demuestran que las cosas se están haciendo bien”, remarcó Santamaría, que incidió en que León está “volcada” en la labor de incrementar el número de visitantes con la promoción de su historia y su riqueza cultural y patrimonial.

En este punto, recordó que España es el tercer país con mayor número de bienes patrimoniales, solo superado por China e Italia. “Estos atributos contribuyen a que este 2018, año europeo del patrimonio cultural, se presente como una excelente oportunidad para apostar por el turismo interior”.

Despliegue tecnológico

Asimismo, Santamaría remarcó la necesidad de seguir ofreciendo un producto diferenciado y de calidad, que ahora requiere de las nuevas tecnologías para garantizar su competitividad. De ahí el plan que, según avanzó Santamaría, pondrá en marcha el Gobierno para extender la banda ancha a todo el medio rural.

“El presidente del Gobierno anunciará este miércoles una iniciativa que garantizará esa extensión de la banda ancha a los pequeños municipios, fundamental para hacer frente al reto demográfico, anclar población en los pueblos y ofrecer en el medio rural estándares de calidad, haciendo que el sector turístico pueda ser competitivo”.

Foro de turismo

En este sentido, recordó que para mejorar la competitividad es necesario incorporar las nuevas tecnologías, porque “un país que no innova está condenado a ir al remolque”. Además recordó que hay que dar respuesta al turismo de hoy, “exigente, multicanal, independiente, que busca la mejor relación calidad-precio, recibir un servicio personalizado y estar conectado”. Un objetivo en el que, según remarcó, contribuye el Plan Nacional de territorios inteligentes dotado con más de 170 millones de euros.

Un foro promovido por la Fundación Monteléon en el que estuvieron presentes el alcalde de León, el presidente de la Diputación, la delegada y subdelegada del Gobierno y el delegado de la Junta de Castilla y León.

Contenido Patrocinado

Fotos