Gersul amenaza con una gran crisis en Diputación al sumar 12 millones en incobrados

Dos camiones trabajan en el CTR de San Román de la Vega./Peio García
Dos camiones trabajan en el CTR de San Román de la Vega. / Peio García

Un informe de la intervención del Ayuntamiento, que alerta de las graves deficiencias del servicio | El Consorcio Provincial de Residuos de León adeuda un total de 28 millones a la concesionaria del servicio y la nómina y extra de diciembre a su plantilla

J.L.B. | J.C.León

La Diputación de León estudia cómo 'librar' la difícil situación interna generada por la gestión en el Consorcio Provincial de Residuos de León (Gersul). Una situación que, por acción u omisión, ha llevado a este consorcio responsable de los residuos urbanos en la provincia al borde del abismo.

Así lo ratifica un informe de la intervención municipal del Ayuntamiento de León, quien apunta las graves deficiencias internas en la gestión de este organismo y deja entrever el 'descuido' protagonizado en su 'día a día'.

En su conjunto Gersul, cuya presidencia corresponde al vicepresidente tercero de la institución, Ángel Calvo, podría haber dejado de cobrar 'por omisión' recibos por un importe de 12 millones de euros (todos aquellos que, por impago previo) alcanzaron la vía de apremio.

12 millones en 'incobrados' y 28 de deuda

A esos ocho millones de euros se suma una deuda acumulada con la UTE responsable del servicio que podría llegar a los 28 millones de euros, según fuentes internas de la propia institución provincial.

De este modo la deuda acumulada de Gersul parece insalvable y los administradores del Consorcio mientras los responsables del consorcio intentan reordenar la situación apercibidos por los informes de intervención emitidos por el Ayuntamiento de León (Gersul es responsabilidad de la Diputación pero la supervisión recae en el ayuntamiento de mayor población) y del Consejo Consultivo.

Los informes de intervención del Ayuntamiento de León, a los que ha tenido acceso leonoticias y que se dejan ver plagados de reparos, se refieren a la ausencia de un presupuesto para poder ejecutar los gastos y obligaciones contraídas.

Informes de la Intervención

No menos reseñables son los reparos referidos a las retribuciones del secretario-interventor que con este cargo en julio de 2017 ascendían a 1.736,60 euros y un mes más tarde sólo con él puesto de secretario -con la mitad de funciones que en el mes de julio, según refleja el informe de intervención- se vio incrementado hasta alcanzar los 3.420,89 euros además de hacer referencia a la incompatibilidad del desempeño de esa función por parte de la persona que lo venía realizando.

Pero no es el único caso. Otro puesto que se pone en tela de juicio por parte del interventor del Ayuntamiento de León es el de la tesorera, que con unas retribuciones de 2.113,84 + 524,07, ya que la persona que lo ejerce no pertenece a la escala de intervención-tesorería, además de oponerse al abono de la retribución complementaria de 524,07 por no estar motivada.

Si el pago de las nóminas de los empleados de Gersul crean controversia además de demorarse cada mes más, -hasta la fecha no se les han abonado ni las nóminas de diciembre ni la extra correspondiente-, la contratación por parte del consorcio de personal para recaudación, no es un asunto menor.

La empresa de cobros 'se retira'

A mediados de 2016 la empresa encargada de la recaudación de los recibos dejó de prestar sus servicios al Consorcio, en ese momento se contrató personal por parte de Gersul para realizar esa función, un acto que fue desautorizado por parte del Consejo Consultivo de Castilla y León en su informe de fecha 16 de noviembre de 2017 al que ha tenido acceso leonoticias y que dice textualemente «Gersul tiene la facultad de aprobar, a través de la asamblea general, una ordenanza fiscal para el establecimiento de la tasa por la prestación de servicios de su competencia y para su gestión, liquidación y recaudación; y carece de ella para contratar personal laboral temporal para el ejercicio de funciones de recaudación».

Anualmente Gersul emite cerca de 290.000 recibos entre las tasas y servicios realizados. Sin embargo el Consorcio se ve incapaz de cobrar todos los recibos que emite y de forma consciente y reiterada ha dejado de cobrar aquellos que por impago previo alcanzaban la vía ejecutiva.

En ese capítulo se estaría en una cantidad próxima a los 12 millones de euros sin cobrar por parte del consorcio, prescribiendo diariamente una cantidad ingente de recibos que se convierten en irrecuperables para su cobro.

Los trabajadores estudian una huelga

El hecho de que haya ciudadanos que tributen en el periodo voluntario de pago, provoca un «grave agravio con aquellos que renuncian al abono de las cuotas ya que el servicio se les sigue prestando a todos por igual y los impagos no se requieren vía ejecutiva», han asegurado a leonoticias fuentes de la propia institución provincial.

Además de los presumibles ocho millones de euros dejados de cobrar a los contribuyentes se suma la deuda con la empresa encargada de prestar el servicio que rondaría los 28 millones de euros.

De ahí que los trabajadores de la UTE encargada de prestar el servicio vean con recelo su continuidad en la empresa por falta de liquidez de la misma, no descartando emprender acciones reivindicativas en forma de huelga si no hay una pronta solución del problema económico-financiero de Gersul.

Contenido Patrocinado

Fotos