Gersul abonará las facturas de la UTE Legio VII hasta noviembre y los trabajadores podrán cobrar

Juan Martínez Majo, presidente de la Diputación de León. / Inés Santos

El presidente de la Diputación de León tilda de «irresponsable» a Pablo Fernández por acusar a Ángel Calvo de «estar para cobrar y no para trabajar»

RUBÉN FARIÑAS

El caso Gersul y la UTE Legio VII parece cerrado y resuelto. La fructífera reunión entre Ángel Calvo, el presidente de la Diputación de León y los sindicatos sirvió para que éstos últimos mostraran su preocupación para saber si la empresa cobraba o no.

«Se han dado todos los pasos necesario, Ángel Calvo ha dedicado decenas y centenares de horas a trabajar y pelear porque esto salga adelante». Juan Martínez Majo ha asegurado que se abonarán las facturas a la UTE, hasta el mes de noviembre, y esto garantiza que los trabajadores «van a poder cobrar».

El presidente se ha dirigido al secretario general de Podemos Castilla y León, Pablo Fernández, para indicarle que le gustaría que «pidiera perdón y rectificara y que no hable de lo que no sabe». Martínez Majo ha calificado como una irresponsabilidad decir que un político como Ángel Calvo está para cobrar y no para trabajar. «Me parece tan irresponsable como para que se lo piense y al menos pida perdón».

Majo no entiende lo ocurrido

Desde la institución se ha defendido que la situación generada viene «heredada» y el responsable es el interventor del Ayuntamiento de León. El secretario es del Consorcio «pero está de baja permanente» por lo que es «imposible actuar y trabajar». Por ello, el presidente de la Diputación ha actuado para habilitar a otras personas que puedan ejercer funciones de asesoramiento jurídico e informes que eran necesarios para llevar a cabo la tramitación.

«Espero que ya hayan cobrado, me atrevería a decir que en esta semana seguro que sí; estará resuelto con toda seguridad». Majo considera que la circunstancia ha sido «puntual, nos ha pillado a contrapié porque lo que venía siendo habitual parece que ahora no se puede hacer». En su intervención, ha recordado que llevan dos años y medio en la ‘casa’ y en este periodo «se han pagado facturas, han cobrado los trabajadores y de repente no, que alguien me lo explique porque estamos intentado entenderlo».

La voluntad del Consorcio y de Ángel Calvo ha sido que las personas que tienen derecho a cobrar por haber realizado un trabajo lo hagan. «Con toda la legalidad en la mano, puede estar en el informe, pero aquí hay gente que ha trabajado y no se les quiere pagar».

Contenido Patrocinado

Fotos