Los funcionarios de la cárcel de Mansilla piden rejuvenecer la plantilla y 100 trabajadores más

Vista aérea de la cárcel de Mansilla de las Mulas./
Vista aérea de la cárcel de Mansilla de las Mulas.

Alrededor de 80 operarios de la prisión leonesa de Villahierro estuvieron en la manifestación celebrada en Madrid donde exigieron la equiparación salarial con Álava

RUBÉN FARIÑASLeón

La voz de León también estuvo presente en la manifestación celebrada en Madrid la pasada semana, donde 10.000 funcionarios de prisiones reclamaron la equiparación salarial con los trabajadores de la cárcel de Álava.

Unos 80 trabajadores de Villahierro se acercaron a la capital de España en dos autobuses. Desde el sindicato de la Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias de León –Acaip- exigen una subida en sus nóminas de 450 euros y ser catalogados como «centro especial», igual que ocurre en el País Vasco.

Durante las protestas en Madrid, se requirió al Estado una ocupación de las vacantes existentes en todas las cárceles del territorio nacional.

En el caso concreto de León, han apuntado a la necesidad de incorporar 100 nuevos funcionarios que permita alcanzar las 500 plazas. Actualmente cuentan con 411 trabajadores públicos. A nivel autonómico, las vacantes suman 400 puestos, lo que supone una cuota de déficit del 20%.

El portavoz de Acaip en Castilla y León ha reconocido «una carencia de plazas» y ha señalado que este problema se verá incrementado en los próximos años.

Alertan de un problema de envejecimiento

La edad media de los trabajadores de la prisión de Mansilla de las Mulas es de 54 años, por lo que aseguran que «se nos viene un problema encima». Esta cifra supone que el 80% de los funcionarios de la cárcel leonesa vayan a pasar a una segunda actividad. Esto ocurre al cumplir los 57 años.

Por esta circunstancia, solicitan un rejuvenecimiento de la plantilla con personal de menor edad. Cada año se jubilan, aproximadamente, 22 trabajadores y, sin embargo, según apuntan desde el sindicato, tan solo se ocuparon nueve de esas plazas el pasado año.

Todas estas reivindicaciones estuvieron presentes en la manifestación de Madrid, que según los leoneses desplazados «salió muy bien»sirvió para poner sobre la mesa las exigencias y mejoras que solicitan los funcionarios de la prisión provincial de León.

Contenido Patrocinado

Fotos