La formación, clave para entender el acogimiento familiar y facilitar el proceso a las nuevas familias

Sede de Cruz Roja en León capital. /
Sede de Cruz Roja en León capital.

Cruz Roja Española en León organiza cuatro cursos en León y otros tantos en Ponferrada para formar a las familias que desean ser acogedoras para 2018 | En 2017 se han formado 33 familias en la provincia

LEONOTICIAS León

El proceso de pasar a ser una familia de acogida parece, a priori, muy duro, pero cuando es Cruz Roja quien lleva de la mano, la tarea es más sencilla. Cruz Roja Española en León aporta formación a todas aquellas familias que están interesadas en ser acogedoras para ayudarlas en este proceso.

Qué es el acogimiento como recurso, qué necesidades tienen los niños acogidos a esta medida por la Junta de Castilla y León, cuáles son las obligaciones y deberes de los acogedores así como los apoyos que pueden recibir, son algunas de las cuestiones que se resuelven gracias a estos cursos de formación que imparten los técnicos de Cruz Roja Española en León.

Aquellas personas que están pensado en ser acogedoras tienen que pasar por distintas fases: información del recurso, formación a través de estas sesiones, estudio de valoración de su situación personal.

La asistencia a la formación es un requisito imprescindible para pasar a ser familia acogedora, ya que entendemos que las familias deben tener los conceptos claros (diferencia entre acogimiento y adopción; necesidades de los niños, temporalidad, etcétera).

Las sesiones hacen especial hincapié en recordar y trabajar la presencia de la familia biológica y la temporalidad de esta medida; las necesidades de los menores, el acercamiento a ellos, la aceptación de su historia, son la prioridad de las familias acogedoras, que deben establecer lazos y vínculos afectivos con los menores.

El Acogimiento Familiar es un proceso que según las propias familias acogedoras, aporta mucha satisfacción al ver crecer a los pequeños/as en un ambiente familiar normalizado.

El perfil de las familias acogedoras es muy variado, pueden ser matrimonios, parejas de hecho, personas solteras, con o sin hijos… siendo lo más importante el compromiso con el proyecto y tener claros una serie de requisitos, como que el acogimiento no tiene finalidad adoptiva o que es crucial que se respeten y acepten las características de los niños y niñas y de las propias familias de orígenes.

Los acogimientos son de diferentes tipos, pueden ser breves o más prolongados en el tiempo y pueden ser de día, de fin de semana y vacaciones, con convivencia plena o bien de urgencia. El perfil de los menores de edad también es muy variado, pueden ser desde bebés hasta adolescentes, y grupos de hermanos. Algunos de ellos pueden presentar necesidades especiales de tipo físico, psicológico o sensorial.

Contenido Patrocinado

Fotos