Fomento invertirá 4,5 millones en la remodelación de la estación de autobuses de León

Imagen de la estación de autobuses de la capital./
Imagen de la estación de autobuses de la capital.

La Consejería se da año y medio para transformar la estación y convertirla en una terminal intermodal

Un año y medio tiene por delante la Consejería de Fomento y Medio Ambiente para transformar una decena de estaciones y terminales de autobuses de Castilla y León para que las obras estén terminadas en 2019, coincidiendo con la llegada del nuevo modelo de transportes, que dará un giro radical a la movilidad. Estos trabajos supondrán una inversión de 12 millones de euros.

Así, la empresa pública Somacyl prepara los expedientes que se sacarán a concurso y adjudicarán en el próximo ejercicio, para que los trabajos estén terminados en 2019. La obra de León supondrá un desembolso de 4,5 millones y, además de los nuevos sistemas de comunicación, accesibilidad, organización y diseño, convertirá la estación en una terminal intermodal, mediante un acceso peatonal y un parking compartido con la de trenes, situada a unos 100 metros.

El próximo año será un ejercicio clave para que Fomento complete el programa de modernización de estaciones de autobuses, que se marca como objetivo alcanzar una inversión de 30 millones de euros, tras actuar en una veintena, tanto del medio rural, como en las capitales de provincia, donde se acometerán las obras más importantes, con el objetivo de implantar el modelo de dársenas de la Estación Sur de Madrid, similar a las puertas de embarque de los aeropuertos, y la nueva imagen y diseño institucional.

Fin de su vida útil

El departamento de Juan Carlos Suárez-Quiñones pretende renovar las estaciones, puesto que entiende que después de 40 años ya han terminado su vida útil. El objetivo será adecuar esta infraestructuras a las existentes en el ferrocarril o los aeropuertos, para que el autobús gane competitividad. Además, dejarán de ser inmuebles obsoletos, ya que se les dotará de WiFi, conexiones USB, nueva iluminación con bombillas Led, sistemas de información y comunicación electrónicos, modelos energéticos eficientes, diseños accesibles y una imagen homogénea en toda la Comunidad.

Grandes obras

A mediados del 2018 estará terminada la primera gran obra, que será la actuación de Salamanca, que cuenta con una aportación de 4,4 millones de la Junta y de 500.000 del consistorio salmantino. Este estación, construida en 1975 y que cuenta con más de 2,5 millones de viajeros al año, será un prototipo, que se extenderá al resto. Los trabajos comenzará a partir del 8 de enero, una vez finalicen las fiestas de Navidad, el periodo de mayor tráfico. Igualmente, en 2018, Fomento prevé licitar otros cuatro grandes proyectos.

También, Fomento estima una inversión de tres millones en la estación de Palencia y de 1,5 millones para la de Béjar, la misma cantidad que contará la obra de Ciudad Rodrigo (Salamanca). Además, en paralelo, la Consejería trata de cerrar un acuerdo con el Ayuntamiento de Soria y Adif sobre si se reforma la actual o se edifica una nueva junto a la terminal de trenes (Bañuelos).

Igualmente, en Segovia, la Junta está pendiente de que se decida finalmente la ubicación de la nueva estación, para lo que se opta por una parcela situada junto a la vieja estación de trenes, en la carretera de Villacastín. Además, en el primer trimestre del próximo año, Fomento licitará el proyecto para la estación soterrada de Valladolid, con un presupuesto de 28,6 millones. Será un «símbolo», una «referencia» y un «santo y seña» para la movilidad de la Comunidad.

Contenido Patrocinado

Fotos