Deporte de la tierra como nexo

La localidad segoviana de Abades y León unen lazos a través del deporte tradicional, los bolos leoneses y el bolo segoviano de Abades, en una jornada de hermanamiento en la bolera de Eras

Representantes municipales escenifican la unión posando con las bolas del bolo leonés y un bolo de Abades. / Inés Santos
DANI GONZÁLEZ

El deporte tiene múltiples fines. Competir, buscar un mejor tono físico, mejorar la salud... y unir. Lleva intrínseco ese 'pegamento' entre pueblos, razas, etnias, localidades y provincias que pocas cosas tienen. Es capaz de que dos grupos que mantengan una mala relación dejen sus disputas a un lado para, a través del deporte, disfrutar de unos momentos juntos.

Es el nexo perfecto y con el que el Ayuntamiento de León y el Ayuntamiento de Abades (Segovia) han tratado de estrechar lazos. Pero no a través de cualquier deporte, sino de uno que hable de la esencia de ambas localidad, que recoja tradición y sentimiento en sí mismo.

Por ello, el elegido ha sido el bolo segoviano de Abades y las múltiples disciplinas de bolo leonés. La bolera de Eras de la capital leonesa ha acogido este domingo una jornada de hermanamiento entre la localidad segoviana, de 900 habitantes, y la ciudad de León, con una 'gymkana' de deportes populares y autóctonos, con el bolo leonés, el bolo riañés, el bolo maragato, la rana y el bolo segoviano de Abades como juegos.

Los bolos como 'excusa'

Los alcaldes de ambas localidades, Antonio Silván y Magdalena Rodríguez, han escenificado esta confraternización sobre la tierra de Eras. La regidora segoviana ha entregado a la ciudad de León una vasija de cerámica de Abades como muestra de este hermanamiento.

La iniciativa surgió en la cabeza de Magdalena Rodríguez, que, después de lograr hace dos años el reconocimiento del bolo de Abades como juego autóctono, contactó con León para buscar este «hermanamiento». «Es un orgullo estar en León y disfrutar hoy aquí de sus bolos y de nuestros bolos», señala.

Una tradición a mantener

El alcalde de León, Antonio Silván, ha asegurado que eligieron las fiestas de San Froilán como marco «más que adecuado» para esta actividad, yaque «es la mejor época para unir tradición y deporte». «Son unas fechas muy ligadas a la tradición, la cultura y el sentimiento que hoy queremos compartir con Abades», explica.

El regidor explica que siguen apoyando este tipo de juegos tradicionales a través del aula de deportes autóctonos para que «jóvenes y niños conozcan la tradición y la cultura de León que hoy tratamos de difundir también en Segovia».

En la tierra de Eras se ha escenificado este hermanamiento entre bolos, piques sanos para ver quien era capaz de lograr mejores resultados y una jornada para aprender e interiorizar una cultura tradicional cercana, peo diferente, a través del deporte.

Temas

León

Fotos