Leonoticias

vídeo

Las avellanas son el producto estrella de estas fiestas. / Sandra Santos

Perdones para enamorar

  • La tradición de los 'perdones', las típicas avellanas tostadas de las fiestas de San Froilán, siguen siendo una de las costumbres más arraigadas en esta época del año

Morcilla, chorizo… y los perdones. San Froilán es tradición, es historia, es León. Y en este apartado las avellanas, conocidas popularmente como perdones, tienen un peso especial. Es obligado para todos los leoneses llevarse estas avellanas a la boca, ya que es la forma de pedir la penitencia a la Virgen del Camino. «Es la forma de que te perdone la virgen», aseguran.

Otra vertiente de la leyenda habla de que ‘los perdones’ se llaman así porque los jóvenes, aprovechando la fiesta, llegaban tarde a casa y sus novias se enfadaban. Para pedirles perdón, trataban de arreglarlo llevando una bolsa de avellanas. Esta es una de las tradiciones más populares de San Froilán y, por tanto, la venta de avellanas crece… pero no solo las compran los leoneses.

Personas de otras provincias, especialmente desde Asturias, llegan para comprar estos 'perdones' que, este año, han aumentado su precio.

Llega el día de los perdones. El día de San Froilán, la tradición se viste de avellana tostada, de penitencia en forma de fruto seco. Todo León acudirá a las tiendas para hacerse con una bolsa de estos perdones aunque de momento, nadie se haya enfadado con ellos.

Temas